Arrestan a cuatro activistas pro Maduro que ocupaban embajada venezolana en Washington

Acusaron a los activistas de allanamiento de propiedad privada
Arrestan a cuatro activistas pro Maduro que ocupaban embajada venezolana en Washington
Seguidores de Juan Guiadó celebran la expulsión de los activistas de la embajada.
Foto: ERIK S. LESSER / EFE

Cuatro activistas que han protagonizado protestas dentro de la embajada venezolana en Washington durante semanas han sido arrestados por la policía, según dijo una activista el jueves.

El lunes por la noche, las autoridades notificaron a los actividades que debían salir de la embajada por allanamiento de propiedad privada. Durante más de un mes la embajada fue el escenario de una disputa entre los activistas a favor del chavismo, dentro de la embajada, y un grupo de expatriados venezolanos fuera de las instalaciones. Cuando se dio la orden de evacuación, se reportó que tres activistas habían desalojado, pero otros cuatro permanecían ocupándola.

Medea Benjamín, cofundadora de la organización Code Pink, dijo a la agencia de noticias The Associated Press que la policía entró a la sede diplomática por la mañana para arrestar a los activistas que permanecían en ella.

Un portavoz del Departamento de Estado, que pidió no ser identificado, dijo que agentes de seguridad “arrestaron y desalojaron a personas que habían ingresado ilegalmente”.

A eso del mediodía, varias patrullas policiales abandonaban la zona. En un video colocado en redes sociales por Code Pink se ve a una de las activistas, Adrienne Pine, en el asiento trasero de una de las patrullas, afirmando que “esta es una orden ilegal”. Mara Verheyden-Hilliard, abogada de los activistas, dijo que trataba de averiguar dónde se encontraban y cuáles serían los cargos penales en su contra.

Los activistas consideran que Nicolás Maduro es el presidente legítimo de Venezuela. Pero Estados Unidos y medio centenar de países sostienen que la reelección reciente de Maduro fue fraudulenta y respaldan al presidente interino, Juan Guaidó. Code Pink se identifica como un gripo liderado por mujeres que apoya iniciativas por los derechos humanos y la paz. La ONU ha documentado graves violaciones de los derechos humanos bajo el régimen de Maduro, incluyendo “homicidios, el uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes, detenciones arbitrarias, malos tratos y tortura”.

El embajador designado por Guaidó, Carlos Vecchio, habia pedido ayuda a las autoridades estadounidenses para liberar la sede, que había estado vacía desde que al personal diplomático de Maaduro se le venciera la visa en abril, según reportes. El gobierno interino de Guaidó ya había tomado el control de dos sedes militares en Washington D.C. y el consulado venezolano en Nueva York.

Vecchio anunció que el jueves en la noche irá a la embajada y se dirigirá a los venezolanos que se han aglomerado en las cercanías.

Guaidó agradeció el jueves a la diáspora venezolana por “ejercer soberanía” y “recuperar nuestra embajada en Washington”, y dijo, en un breve mensaje de su cuenta de Twitter, que se inicia el “proceso de recuperación” de las sedes diplomáticas venezolanas en el mundo. “Estaremos en todos los planos de lucha por la democracia”, agregó.

Inicialmente, al menos 30 activistas entraron a la embajada, pero la cifra se redujo gradualmente. Los activistas dormían dentro de la embajada y decían que eran invitados del régimen de Nicolás Maduro y su misión era oponerse a una “intervención militar estadounidense” en Venezuela, reportó el New York Times.

La sede diplomática está sin electricidad desde la semana pasada.

El senador republicano por la Florida Marco Rubio comparó la falta de electricidad con los constantes recortes de luz que sufren los venezolanos en su día a día.

“Ahora saben lo que es la vida de las personas en Venezyela bajo Maduro”, tuiteó Rubio.