Aún pequeños cambios en la calidad del aire influyen en casos de asma en Los Ángeles

El estudio analizó las políticas públicas relacionadas con la calidad del aire y los casos de asma en niños de la ciudad
Aún pequeños cambios en la calidad del aire influyen en casos de asma en Los Ángeles
Entre las ciudades y sus áreas metropolitanas más afectadas están San Francisco y Los Ángeles, en California.
Foto: Pixabay

La mejora de la calidad del aire en el área metropolitana de Los Ángeles está vinculada a la reducción en un 20% de los nuevos casos de asma en niños residentes de la zona, según un estudio publicado hoy por la Universidad del Sur de California (USC)

El estudio titulado “Asociación de cambios en la calidad del aire con incidentes de asma en niños en California, 1993-2014” amplía un reporte histórico que descubrió que los pulmones de los niños residentes en el área se habían fortalecido en las dos décadas anteriores.

Los investigadores encontraron que la tasa de problemas de salud relacionados con los bronquios había disminuido a medida que los niveles de contaminación del área bajaban.

El análisis, que se basó en los datos recopilados de 4.140 casos de niños en nueve comunidades del área metropolitana de Los Ángeles, analizó un periodo de 20 años de relación entre los contaminantes del aire y la salud de estos menores.

Los científicos estimaron que las reducciones de dióxido de nitrógeno logradas entre 1993 y 2006 llevaron a una reducción de la incidencia de casos de asma en un 20 por ciento.

“Esta es una noticia alentadora, ya que muestra que la cantidad de casos nuevos de asma en los niños se puede reducir a través de mejoras en la calidad del aire”, dijo la profesora de USC y una de las autoras del estudio, Kiros Berhane.

“Esto es probablemente un resultado directo de las políticas ambientales basadas en la ciencia que se han implementado”, agregó.

Los hallazgos del estudio fueron publicados hoy en la revista de la Asociación Médica Americana.

A pesar del descenso, Erika García, becaria postdoctoral en el Departamento de Medicina Preventiva de la Escuela de Medicina Keck de la USC y autora principal del estudio advirtió de que debe haber más esfuerzos para reducir la contaminación en la región.

“No estamos en un lugar donde podamos detenernos y decir: ‘Oye, lo hemos logrado'”, afirmó.

Las mejoras en la calidad del aire en Los Ángeles entre 1993 y 2006 redujeron la contaminación por dióxido de nitrógeno en un 22 por ciento y las partículas finas en un 36 por ciento. No obstante, la región sigue siendo la más contaminada del país, destacó García.