Insultar y beber cerveza mientras se practica yoga, la nueva tendencia

El yoga está de moda y cada vez se inventan más técnicas que actualizan la visión más tradicional y milenaria de la práctica
Insultar y beber cerveza mientras se practica yoga, la nueva tendencia
Insultar mientras se hace yoga, la nueva tendencia.
Foto: iStock

Se supone que el yoga es un ejercicio de relajación, que incluye meditación. El objetivo es relajarse, aliviar tensiones y estar en paz a la hora de enfrentar los retos de la vida.

Para muchos, resulta muy placentero, para otros un tanto aburrido.

Si eres de los que no puede concentrarse con ninguna postura y que está pensando en salir y tomar una cerveza, para realmente sentir los beneficios de estar vivo, ahora puedes combinar las dos opciones.

Rage Yoga tiene como objetivo calmar el espíritu de una forma única: insultando, jurando, gritando y disfrutando de una cerveza.

Lindsay Istace es la fundadora de este estilo que se traduce como “Yoga Rabioso” y cuenta en su página web que su método es “una práctica que combina estiramientos, ejercicios de posición y mal humor, con el objetivo de alcanzar una buena salud. Más que una práctica, Yoga Rage es una actitud “.

Lindsay explica que ella se “sentía realmente fuera de lugar” en una clase regular de yoga. Por eso decidió crear Rage Yoga, algo que le ha ayudado mucho a, precisamente, liberarse de toda esa rabia.

“Mi práctica me dio una fuerte conexión cuerpo-mente y una nueva apreciación de mi cuerpo. Aprendí cómo frenar mi mente, a sentirme bien en mi cuerpo. Me ayudó a superar la adicción y el clima competitivo en mi vida, con muchos obstáculos personales. ¡Me mantiene sana! “, añade.

Ashley Duzich, una instructora de este tipo de yoga en Houston, Texas, le contó a la CBS DFW que algunas personas necesitan realmente elementos externos para liberarse y fluir. No basta con la práctica de postura de yoga.

También enfatiza que enojarse es una forma efectiva de entrar en contacto con uno mismo. “El yoga en sí significa en realidad unión, así que unión contigo mismo”, afirma Ashley.

Según el sitio web Rage yoga, instructores aspirantes pueden tomar un curso de tres días en el método Rage Yoga para enseñar esta práctica y contribuir a su expansión. Sin embargo, debes haber completado un mínimo de 200 horas de certificación como instructor de yoga y proporcionar una prueba antes de tomar el taller.

Para aquellos que no quieren esperar a que un estudio abra cerca de ellos, Lindsay ofrece cursos en línea. Actualmente hay dos programas de seis semanas disponibles. La primera, “Fundamentos feroces” está diseñado para la construcción de fuerza y ​​equilibrio.

El segundo, “Bendy and Badass”, se centra en la movilidad y la flexibilidad.

Una práctica curiosa, divertida y diseñada para liberar a tu “yo más rabioso”.