Familia de niña salvadoreña que murió bajo custodia de EEUU cuenta qué sucedió los últimos días

Darlyn Valle es una de seis menores inmigrantes que murieron bajo custodia de autoridades migratorias

Mientras Darlyn estuvo ingresada, su madre le enviaba fotos  desde el hospital a su padre en Guatemala.
Mientras Darlyn estuvo ingresada, su madre le enviaba fotos desde el hospital a su padre en Guatemala.
Foto: Fotograma video Youtube

Geovanny Valle llevó a su hija  en marzo a Guatemala para entregarla a un coyote quien la llevaría a través de la frontera estadounidense. No volvería a verla en persona.

Ocho meses después de haberla sepultado, Geovanny habla con Noticias Telemundo desde su pueblo de Iobasco (El Salvador) sobre la última vez que vio a su hija de 10 años.

Darlyn Valle cruzó la frontera estadounidense para reencontrarse con su madre, quien había emprendido el mismo viaje años antes para trabajar en Estados Unidos.

La niña murió el 29 de septiembre de 2018, pero su muerte no había sido anunciada hasta la semana pasada. Es una de seis menores inmigrantes que murieron bajo custodia de autoridades migratorias.

Mark Weber, vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos, informó que la niña habría quedado bajo la protección de la Oficina para el Reasentamiento de Refugiados (ORR, en inglés) el 4 de marzo de 2018 tras cruzar la frontera.

Para esa fecha, cuando ingresó a las instalaciones de esa agencia de Gobierno en San Antonio (Texas), ya se encontraba “medicamente frágil”.

Weber agregó que Darlyn tenía un defecto congénito en el corazón, según la agencia de noticias AP.

Su tía, Jesus Valle, confirmó a Noticias Telemundo que la niña padecía de una cardiopatía congénita, pero que se encontraba bien antes de su viaje.

“No tuvo continuación el tratamiento que ella tomaba”, dijo Jesús Valle sospechando que algo pudo haber ocurrido en territorio estadounidense. “La medicina que la niña tomaba quizás allá no se la dieron.

Tras un procedimiento quirúrgico, debido a complicaciones que surgieron, Darlyn quedó en un estado comatoso. En mayo, la transfirieron a unas instalaciones para el cuidado médico en Phoenix, Arizona. Luego, el 26 de septiembre la movieron a otras instalaciones médicas en Omaha, Nebraska, donde estaría más cerca de su madre quien vive ahí.

Su madre, cuya identidad no ha sido revelada, dijo en entrevista con la cadena CNN que la pudo visitar en el hospital dos veces y que les pidió a las autoridades que le entregaran a su hija.

Las autoridades le pidieron que llenara una serie de documentos. Según dijo a la cadena lo hizo, pero de igual manera no le entregaron a su hija.

“Solo Dios sabe todas las lágrimas que lloré”, dijo la madre a CNN por teléfono.

A kilómetros de distancia, en El Salvador, Geovanny Valle vería por video llamado a su hija por última vez.

“Se me quedó viendo y me intentó hablar”, dijo Geovanny Valle a Noticias Telemundo. “Pujo tres veces viéndome a los ojos”.

Geovanny Valle dice que también recibió fotos de su hija inconsciente que le enviaba su madre, quien no pudo recibir la custodia de Darlyn.

El cónsul de El Salvador en Aurora, Colorado, dijo a la cadena CBS que no tenía conocimiento sobre la noticia que tomó por sorpresa a su oficina.

Según la cadena , los oficiales deben reportar estas muertes de manera interna e informar a autoridades locales responsables por el bienestar de los niños, pero no se les requiere informarle al público.

“No lo hubieran escondido”, dijo Geovanny a Noticias Telemundo. “Porque fue una persona humana, no fue un animal”.
Los otros cinco casos de menores que han fallecido durante o poco después de haber estado en custodia de las autoridades han sido originarios de Guatemala.

“Como sufrió mi hija no quisiera que sufrieran otros niños, de hecho ya están muriendo”,agregó Geovanny Valle.

La semana pasada un migrante guatemalteco de 16 años falleció en el centro de detención de Weslaco, en el sector del Valle de Río Grande.