Por qué conductores sin auto deben tener un seguro de auto

Si conduces un auto, debes portar un seguro, aunque el vehículo no sea tuyo
Por qué conductores sin auto deben tener un seguro de auto
Solo cubre daños a terceros y a la propiedad
Foto: shutterstock

Todo conductor debe portar un seguro de auto que cubra los límites básicos que exige la ley de tránsito, conocidos como liability (protección a terceros y daños a la propiedad).

Pese a que los seguros son registrados a nombre de una o más personas, estos están designados a uno o más vehículos solamente, dependiendo del número de conductores y vehículos que estén asegurando en la póliza.

Si el conductor utiliza otro auto que no está registrado a su nombre o bajo su póliza, el seguro no lo cubrirá, y esta regla aplica de igual manera para los conductores que no fueron registrados en una póliza y que fueron los causantes de un accidente de tránsito (aunque algunos seguros si extienden cobertura a los conductores que presten sus autos).

Es por eso que hay que contemplar los riesgos que se corren al prestar el auto de uno a otro conductor, pues la compañía de seguros pudiera rehusarse a cubrir los gastos por accidente que un conductor no registrado causó.

Dicho lo anterior, si un conductor maneja uno o varios autos que no son de él o ella, es decir, no está enlistado como conductor en la póliza, se aconseja obtener un seguro especial conocido como “non-drivers insurance“.

¿Cuál es la cobertura para conductores sin auto?

Las pólizas de non-drivers requieren dos cosas: que un conductor tenga una licencia de conducir válida y que éste no tenga ningún auto registrado a su nombre. El seguro, por lo tanto, cubrirá daños a terceros y a la propiedad en caso de estar involucrado en un accidente.

“Alguien que no posee un vehículo podría necesitar esta cobertura si alquila automóviles con frecuencia o si se le exige que tenga un seguro de responsabilidad civil  (liability) para conservar su licencia de conducir”, explica Progressive, una de las compañías de seguro de autos más grandes en Estados Unidos.

La non-drivers insurance, también conocida como non-owners insurance, no puede cubrir gastos de colisión (de choque) o comprensivos (por robo o desastres naturales) debido a que se necesita enlistar un vehículo en especifico para proveer una cobertura fullcover, y se supone que los non-drivers no tienen un vehículo.

Por otra parte, la non-drivers insurance también puede ofrecer gastos médicos y protección en contra de conductores sin seguro. Además, esta cobertura es por lo general más barata que un seguro de autos regular, pues el riesgo por estar involucrado en un accidente disminuye.

La cobertura también es excelente para compañías o empresas con empleados que manejan sus vehículos, y para estudiantes que viven fuera de casa.

Te puede interesar: