Paso a paso, cómo preparar tu auto para pintarlo

El secreto está en tener todo bien preparado
Paso a paso, cómo preparar tu auto para pintarlo
El más mínimo error puede notarse
Foto: Pexels

Al momento de pintar un auto, nada es más importante que tener todo bien preparado, según expertos.

Generalmente, estas tareas de pinturas son dejadas a los expertos de talleres de hojalaterías, quienes tienen todo el equipo y la experiencia necesaria para pintar un auto. Sin embargo, los costos por pintar un auto son muy elevados y es por eso que algunos conductores deciden hacerse cargo de ello ellos mismos.

Si bien pintar un auto no es fácil, ésto tampoco es imposible y tú pudieras desempeñar un buen labor siempre y cuando tengas un lugar limpio y amplio donde trabajar, las herramientas necesarias y que te prepares con esta lista que hemos compartido para ti.

Paso 1: Lavar el auto

Pintar un auto no es como pintar una pared, ya que no hay lugar para los errores y mucho menos las dobles pasadas (los más pequeños detalles pueden notarse). Es por eso que antes de aplicar cualquier pintura a tu auto, debes estar seguro que no hay contaminantes en la superficie: polvo, manchas de agua, suciedad, etc.

Paso 2: Empapela y retira

Remueve aquellos objetos que te estorbaran y que no quieres pintar, como la antena, manijas y otros objetos que puedan ser removidos con ayuda de un desarmador. Después, con cinta masking tape y periódico o papel maché protege aquellas superficies que no pudiste retirar y que no quieres pintar, como los vidrios, llantas y otros detalles que no pudiste remover.

Foto: Pexels
  • ¿Vale la pena invertir en PPF, protección para la pintura de tu auto?

Paso 3: Lija la superficie

No puede aplicar una pintura sobre otra y esperar a que no se note la diferencia. Es por eso que con la ayuda de una lija 360 se remueve el esmalte viejo. La calidad del trabajo final dependerá de qué tan bien se lije un auto.

Paso 4: Vuelve a limpiar y repara daños

Ahora que tu auto está liso y listo para tomar esa nueva capa de pintura, puedes lavarlo de nuevo (algunas personas remueven el papel y lo vuelve a aplicar, otras lo aplican solo una vez después del lijado). Esto ayudará a remover el exceso de pintura que se removió.

Después, puedes tratar de reparar algunos daños que la superficie del auto tenga, como golpes. También puedes aplicar pasta o masilla especial para rellenar huecos y orificios.

Listo, tu auto ahora puede ser pintado.

***

Te puede interesar: