Gracias a su delgaldez logra escapar de prisión

Gracias a su físico y al descuido de su custodio, este ladrón logró abandonar su celda pasándose entre los barrotes sin que nadie se diera cuenta

El sujeto aprovechó su constitución física para escaparse de prisión.
El sujeto aprovechó su constitución física para escaparse de prisión.
Foto: Captura de video

Un hombre llamado Jorge Mantilla, quien es apodado como “El Coco”, se convirtió en un tremendo dolor de cabeza para la policía de Bolivia, luego de que gracias a su delgadez, logró escapar de la celda de la prisión en donde se encontraba resguardado luego de haber sido acusado de cometer varios robos.

Mantilla escapó el pasado sábado “aprovechando su constitución física”, que le permitió atravesar sin mucha dificultad los barrotes de la celda policial en la que estaba y aprovechando que su custodio no lo vigilaba, explicó el jefe policial con un tono de desconcierto.

En declaraciones a Efe, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en La Paz, Sergio Bustillos, aseguró que “han recapturado” al “Coco” gracias a un operativo en una popular zona de la ciudad mientras intentaba salir del país rumbo a Perú.

La primera detención del “Coco” se produjo la semana pasada, después de que la Policía lo reconoció en un video de una cámara de seguridad que circuló por redes sociales, en el que se observa a un ladrón ingresando hábilmente a una casa del barrio de Villa Fátima.

A este hombre se lo conoce en el mundo del hampa como el “ladrón de Villa Fátima”, debido a que esa zona es el foco principal en el que se le atribuye su actividad delictiva.

Las imágenes mostraron cómo el sujeto que ingresa a una vivienda realiza su labor con relativa calma y analizando qué cosas son las que debía robar, mientras sus habitantes estaban fuera.

Bustillos recordó que este hombre también “tenía antecedentes” de robos en otras zonas de la ciudad y que cuando se lo detuvo portaba varios objetos “para poder violentar puertas y cerraduras”, junto a algunos otros que supuestamente había sustraído.