Dura crítica de la ONU a las condiciones de inmigrantes “niños y adultos” detenidos en la frontera

Los niños “nunca deben ser recluidos en detención migratoria o separados de sus familias” -expresó la alta comisionada, Michelle Bachelet
Dura crítica de la ONU a las condiciones de inmigrantes “niños y adultos” detenidos en la frontera
El informe de DHS que leyó la ONU incluía imágenes de centros de migrantes.
Foto: Captura de pantalla del documento / Impremedia

Michelle Bachelet, la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo este lunes estar “profundamente conmocionada” ante el tratamiento que reciben los migrantes en custodia estadounidense. Tras leer el informe de la oficina del inspector general de DHS, la organización internacional hizo pública su crítica al gobierno de Donald Trump en materia migratoria.

Según la alta comisionada, aunque los estados son soberanos a la hora “de decidir sobre las condiciones de entrada y permanencia de los extranjeros, […] las medidas “de gestión de la frontera deben cumplir con las obligaciones del Estado en materia de derechos humanos“. Con el recordatorio de esta obligación de estado, Bachelet también criticó que las políticas migratorias se basen en “detectar, detener y deportar rápidamente a los migrantes irregulares“.

El comunicado de la que fuera presidenta de Chile hace especial hincapié en las condiciones que tienen que atravesar los niños migrantes que “han emprendido viajes peligrosos en busca de protección y dignidad”. “Detener a un niño, incluso por períodos cortos (y) en buenas condiciones, puede tener un impacto grave en su salud y desarrollo”, alerta la también pediatra para inciar al gobierno a considerar “el daño que está haciendo todos los días”.

Como tanto se ha denunciado estos últimos meses, muchos niños se ven obligados a dormir en el suelo de unas instalaciones superpobladas, en las que no encuentran la atención médico ni sanitaria ni los alimentos adecuados  . Ante esta situación, Bachelet instó a las autoridades migratorias “a encontrar alternativas sin custodia para los niños migrantes y refugiados“.

En el mismo comunicado, la ONU indica que “cualquier privación de libertad de los migrantes adultos y refugiados debe ser una medida de último recurso“. Y añadió que, en caso de que se tenga que recurrir a ella, debe ser durante el mínimo periodo de tiempo, con garantía de debido proceso y en condiciones que respeten los derechos humanos fundamentales.

Michelle Bachelet reconoció la dificultad de afrontar el desafío migratorio. Por ello, hizo un llamado a los estados de origen, tránsito y destino para que trabajen juntos en políticas transversales que tengan en cuenta los complejos factores de los movimientos migratorios. “La provisión de asistencia para salvar vidas es un imperativo de derechos humanos”, zanjó la funcionaria.