Si no es un récord, es un buen average: gana $100 mil por segunda vez en la lotería

Un hombre de Connecticut reclama su segundo premio de lotería de $100,000 dólares, a menos de un año de ganar el primero

Si no es un récord, es un buen average: gana $100 mil por segunda vez en la lotería
Hay quien gana jugando con sus propios números.
Foto: Joe Raedle/Getty Images

“Oh, cariño, no puedo creer que lo volviera a hacer”, dijo Bruce Rosa, un jugador de lotería de Stamford, en Connecticut, después de confirmar que sus números del boleto de Cash5 coincidían exactamente con los números ganadores del sorteo del 5 de julio. Y no es de extrañar. Fue la segunda vez en poco más de un año que Rosa superó las probabilidades y ganó el primer premio del juego de lotería Cash5 jugando sus propios números.

Los números ganadores de Cash5 extraídos el 5 de julio de 2019 fueron 4 – 16 – 17 – 23 – 33. De los 4,000 boletos ganadores vendidos en todo el estado, solo un boleto, el de Rosa, coincidió con los cinco números para ganar un premio con un valor de $100,000 dólares.

Después de que Rosa ganara $100,000 dólares por primera vez el 27 de abril de 2018, continuó jugando el juego de lotería Cash5 basándose en una sugerencia que le dio su suegro. “Me dijo que jugara los mismos números con los que gané antes, pero con un dígito más bajo. Jugué los primeros tres números de esa manera. Cometí un error en el cuarto (23) porque no tenía las gafas puestas, y decidí jugar el último número igual que antes”, dijo Rosa.

Después de que se realizó el sorteo Cash5 la noche del sábado, Rosa miró el sitio web de la Lotería y vio que había un ganador del primer premio. “Los números ganadores parecían familiares, pero yo era demasiado perezoso para levantarme de la cama para revisar mi boleto”, dijo Rosa con una sonrisa. “A la mañana siguiente, revisé mi boleto y ahí fue cuando supe que era un empate”.

Rosa fue a la sede de la Lotería de Connecticut en Rocky Hill, acompañado por dos amigos cercanos y su yerno. Todos estaban allí para animar la buena fortuna de Rosa, y luego participar en un almuerzo de celebración en un restaurante cercano.