Maserati construye su modelo Ghibli número 100,000: por qué es tan importante

El Ghibli se lanzó como un sedán deportivo en el 2013, pero fue un coupé y un Gran Tourer anteriormente

Maserati construye su Ghibli número 100,000 y se predispone a fabricar más
Maserati construye su Ghibli número 100,000 y se predispone a fabricar más
Foto: Maserati

Maserati está de fiesta. Su deportivo Ghibli alcanzó una producción de 100,000 unidades la semana pasada, según un comunicado de la compañía en Modena, Italia.

Aunque ese número de producción no significa mucho al ser comparado con otros modelos de marcas gigantes como General Motors o Toyota, el acontecimiento si es de presumir para una marca europea dedicada a la producción de autos de lujo con un mercado de clientes más exclusivo.

Además, la creación del Maserati Ghibli fue una decisión muy arriesgada que la compañía tomó hace unos años, debido a su bajo precio en comparación con los demás modelos de alta gama que Maserati comercializa.

“Ghibli” fue el nombre que la marca le dió a tres distintos autos que marcaron tres generaciones. El AM115, un Grand Tourer de motor V8 que se fabricó desde 1966 hasta 1973; el AM336, un coupé de motor V6 twin-turbocharged que fue producido de 1992 hasta 1998 y el M157, un sedán lujoso que se empezó a vender desde 1993 y es el modelo actual que la marca comercializa.

El auto fue diseñado para ser comercializado en Italia, pero también se importa a los Estado Unidos desde el 2014.

Maserati ofrece este modelo en cuatro versiones – Ghibli, Ghibli Diesel, Ghibli S y Ghibli SQ4 – y dos opciones de motor: un motor V6 de gasolina y un motor V6 de diésel.

Su precio inicial, para la versión estándar del 2019, comienza por ahí de los $71,650, según Kelley Blue Book (KBB). Y esta misma versión produce 350 caballos de fuerza y alcanza una velocidad máxima de 267 milas por hora, aunque el SQ4 produce 430 caballos de fuerza y alcanza una velocidad máxima de 286 mph.

***

Te puede interesar: