¿Quiénes se ven más afectados por la contaminación de vehículos en California?

No solo los autos producen gases que afectan nuestra salud
¿Quiénes se ven más afectados por la contaminación de vehículos en California?
Foto: Archivo

Residentes cercanos a autopistas, o que viven en el centro de grandes ciudades son los más afectados frente a la respiración de aire contaminado. Y no todo es gracias al humo de los autos.

En California, desde hace algunos años, la exposición a estos gases contaminantes afecta más a unos que a otros. Pero ¿a quiénes?

Un nuevo análisis de Union of Concerned Scientists (UCS) y datos de la Oficina del Censo de los Estados Unidos, aseguran que californianos latinos, afroamericanos y asiáticos están más expuestos que los californianos blancos o caucásicos.

Principalmente expuestos a la contaminación de PM2.5, material compuesto por partículas finas que, por una parte, proviene de la combustión diésel o de gasolina, de polvo en construcciones e incendios.

Contaminantes como: óxido de azufre, óxido de nitrógeno y amonio; así como compuestos volátiles. Y esos contaminantes se forman de manera indirecta gracias a la reacción de los gases contaminantes en la atmósfera.

Mientras los afroamericanos están expuestos a esta contaminación en un 43%, los latinos están en un 39% y los asiáticos en un 21%.

Peor lo más peligroso es que pueden sufrir múltiples enfermedades, principalmente respiratorias. Cáncer de pulmón, ataques cardíacos, enfermedades cardiovasculares y ataques al torrente sanguíneo, por parte de esas pequeñas partículas que entran al organismo a través de la respiración.

Aunque California ha logrado avances en la reducción de gases contaminantes por parte de los autos, este grupo de habitantes sigue respirando cantidades altas de estas emisiones, lo que se muestra como una gran disparidad.

Por esto es clave reducir las emisiones vehiculares, sobre todo en comunidades sobrecargadas por las personas afectadas, iniciando con la expansión de las políticas estatales y locales para generar un cambio en la actualidad.