Protestas contra General Motors: “Dejen de importar autos a los Estados Unidos”

Ningún lado quiere ceder a las demandas y la producción de autos ya está retrasada
Protestas contra General Motors: “Dejen de importar autos a los Estados Unidos”
Las huelgas en contra de General Motors cumplirán un mes, pasando a la historia como la más grande de la industria automotriz
Foto: Getty Images

Las huelgas por parte de los miembros de United Auto Workers (UAW) en contra de General Motors se acercan a los 30 días.

Un mes en donde un estimado de 50,000 empleados en 19 estados de los Estados Unidos han protestado en contra del fabricante más grande del país por varias razones. Las más importantes de ellas: mejores salarios, seguridad laboral y un alto a los despidos.

“Hemos dejado en claro que no hay seguridad laboral para nosotros cuando los productos GM se fabrican en otros países con el propósito de venderlos aquí en los Estados Unidos”, dijo Terry Dittes, vicepresidente de la Unión, en un comunicado. “Creemos que los vehículos que GM vende aquí deberían construirse aquí. No entendemos la oposición de GM a esta propuesta”.

El día de ayer, Mary Barra, CEO de GM, se reunió por primera vez en persona con los líderes de la UAW, la cual no se había ido a huelga en más de 12 años, reportó Automotive News.

GM le hizo una nueva oferta a la unión el lunes, después de que el fabricante rechazara la contrapropuesta de la UAW. Esta nueva propuesta de la marca no ha sido contestada por la Unión todavía.

El día de hoy, el fabricante de autos más grande en los Estados Unidos mandó un mensaje a la UAW, con la esperanza de poder retomar la producción de vehículos que ha parado desde hace semanas y que tiene varios pendientes retrasados, el nuevo Chevrolet Corvette Stingray 2020 pudiera ser uno de ellos.

“Hemos informado al sindicato que es fundamental que volvamos a producir vehículos de calidad para nuestros clientes”, dijo Gerald Johnson, jefe de fabricación global del fabricante de automóviles, en una carta.

UAW contestó en un comunicado lo siguiente: “Nuestros miembros están listos para volver a trabajar, pero GM está deteniendo deliberadamente el proceso para privar a los trabajadores de UAW-GM de las líneas de piquete para proteger millones de dólares en bonos corporativos”.

¿Qué piden los trabajadores?

Entre las peticiones de la UAW hacia GM se encuentran sueldos más elevados, menos contrataciones a trabajadores temporales y más empleos de horario completo (full time).

También, los trabajadores rechazan el cierre de dos plantas – una en Lordstown, Ohio, que cerró a principios de este año y la otra en Hamtramck, Detroit, que cerrará a principios del 2020 – que GM anunció a finales del 2018.

Otros dos temas han mantenido las huelgas ardientes son el de seguro de salud y seguridad en el empleo.

“Defendemos a General Motors cuando más nos necesitaban. Ahora estamos unidos en unidad y solidaridad para nuestros miembros, sus familias y las comunidades donde trabajamos y vivimos”, dijo el vicepresidente de la UAW, Terry Dittes, en un comunicado.

¿Qué ofrece General Motors?

Respecto al tema de las plantas, GM dijo que construiría una camioneta eléctrica en Hamtramck y que el Losrdtown se fabricarán baterías para vehículos eléctricos, pero tomará algo de tiempo y las actividades no comenzarán de inmediato.

También se comprometió a abrir las negociaciones e incluso hizo publica su oferta hacia los trabajadores. Esto es lo que GM ofrece:

  • Preservar 5,400 empleos e invertir $7,000 millones en sus plantas de los Estados Unidos.
  • Ofrecer aumentos en salarios o de suma global en el acuerdo de cuatro años.
  • Un bono $8,000 por miembro
  • Una fórmula mejorada para compartir ganancias

Cómo ocurrieron los eventos

Los trabajadores comenzaron su huelga el día lunes 16 de septiembre, después de que no hubiera un acuerdo.

El día martes 17,  las pláticas entre UAW y GM continuaron, pero el problema se agrandó cuando GM dijo que los empleados que estuvieran protestando dejarían de recibir cobertura de seguro de salud bajo el plan de la compañía y serían trasladados a la cobertura de la Unión, llamada COBRA.

“Entendemos que las huelgas son difíciles y perjudiciales para las familias. Mientras estén en huelga, los empleados por hora serán elegibles para COBRA para que sus beneficios de atención médica puedan continuar”.

Si bien no hay cambios en el tipo de cobertura y ningún empleado o miembro perdió su seguro, la decisión no fue de agrado de UAW.

***