Angel Food Cake bajas calorías para disfrutar como postre durante el embarazo

Espléndida receta de Angel Food Cake ligero, esponjoso y lo mejor de todo ¡Sin azúcar!. Es la opción perfecta para las personas que están vigilando sus niveles de azúcar, en régimen para bajar de peso y mujeres embarazadas

Angel Food Cake bajas calorías para disfrutar como postre durante el embarazo
Cuidarte no esta peleado con cumplir tus antojos más dulces, una rebanada de Angel Cake Food casero aporta únicamente 66 calorías.
Foto: Shutterstock

¿Quién dijo que no se puede disfrutar de un buen postre, sin culpa? Esta receta de Angel Food Cake es una joya, de bajas calorías y sin azúcar. El famoso pastel de ángel es un clásico bizcocho originario de Norteamérica, que se volvió muy popular en Estados Unidos a finales del siglo XIX.

Recibe su peculiar nombre debido a su ligereza, es por ello que se considera “comida de ángeles” se trata de un pastel esponjoso, suave y saludable. No puedes dejar de preparar esta receta, es una gran alternativa para los antojos saludables en mujeres embarazadas, personas con altos niveles de glucosa y para aquellos que estén cuidando la línea. 

Si nunca has preparado un Angel Food Cake no te sientas intimidado es una receta fácil de preparar, el mayor reto que encontrarás es desmoldarlo, esto se soluciona fácilmente adquiriendo un molde especial para este tipo de bizcochos. 

Esta receta sin azúcar se elabora con sustituto de azúcar (te recomiendo optar por las versiones naturales como Swerve o Stevia). Como complemento se le agrega esencia de vainilla y lo más increíble es que puedes sustituirlo por tus esencias favoritas como almendra, avellana, limón, lavanda, entre otras. También le va de maravilla un toque cítrico como la ralladura de limón o naranja fresca, en fin es un pastel versátil y puedes jugar con tu creatividad. Acompaña con tus frutas favoritas fresas, frambuesas, moras, canela y manzana son el toque perfecto.

Receta de Angel Food Cake sin azúcar

Ingredientes:

  • 12 porciones de clara de huevo, a temperatura ambiente
  • 1 taza de harina
  • 1/4 de taza de maicena
  • 1 cucharadita de cremor tártaro
  • 1 1/2 tazas de Swerve
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. En un bowl mediano tamiza los ingredientes en polvo, el harina, maicena, el endulcorante y la sal. Reserva.
  3. En el bowl de la batidora agrega las claras y el cremor tártaro, bate hasta que se formen picos y agrega lentamente la esencia de vainilla.
  4. Suavemente ve agregando la mezcla de ingredientes en polvo a las claras a punto de nieve, mezcla de manera cuidadosa y con movimientos envolventes. Ten cuidado para no bajar el volumen de las claras.
  5. Coloca la mezcla en el molde especial sin engrasar y hornea de 40-45 minutos, o hasta que el pastel tenga la parte superior ligeramente dorada.
  6. Cuando el pastel este listo invierte el molde en el cuello de una botella de vino para que se enfríe completamente.
  7. Posteriormente pasa un cuchillo por el borde del molde y desmonta con cuidado.
  8. Para servir puedes utilizar un toque de crema agria y fruta fresca.
  9. ¡Disfruta! A todas horas es el antojo saludable perfecto, una rebanada aporta únicamente 66 calorías.