El primer dueño de un Ford Mustang en el planeta lo sigue conservando

La mujer no tenía idea que ella era la primera dueña de un Mustang; su auto ahora cuesta $350,000
El primer dueño de un Ford Mustang en el planeta lo sigue conservando
Gail Wise , de 76 años de edad, compró su Ford Mustang a los 22 años
Foto: Wiki Commons

A sus 22 años de edad, Gail Wise decidió comprar un Ford Mustang convertible azul cielo de 1964. 

El Ford, que en aquel entonces había sido recientemente lanzado, eventualmente sirvió como medio de transporte para ella, su esposo Tom y sus cuatro hijos durante un periodo de 15 años, hasta que éste se descompuso por el arduo uso.

Si bien Gail y Tom decidieron guardar el auto hasta que Tom pudiera jubilarse y dedicarle tiempo para arreglarlo, la idea de desecharlo invadió sus cabezas varias veces, reporta Detroit Free Press, quien entrevistó a la pareja.

Tom eventualmente cumplió su promesa y después de alcanzar el retiro tomó el tiempo necesario para volver a poner el Mustang en las carreteras.

Un día, mientras él buscaba autopartes para reparar el vehículo en Internet, se encontró con un vendedor que anunciaba tener un auto similar y aseguraba ser el propietario del primer Mustang en ser fabricado. El vendedor tenía como prueba la fecha de compra de su Mustang: el 16 de abril de 1964.

Después de leer dicho anuncio, Tom recordó que Gail compró su Mustang un día antes, y después de buscar la factura de la compra comprobó sus sospechas: el auto de los Wise había sido comprado en abril de 1964.

Afortunadamente, la pareja tiene la costumbre de guardar todo, y ellos pudieron comprobar que en realidad son los primeros dueños de un Mustang.

“Es como ser una estrella de cine a los 76 años”, dijo Gail a the Detroit Free Press durante un evento donde su auto fue exhibido en la sede de la marca americana.

“Me sentí como una estrella de cine a los 22 años cuando compré el auto. Quiero decir, eso fue hace 54 años y todavía estamos hablando de eso “, agregó.

¿Cómo logró comprarlo?

Según relató la mujer de la tercera edad al periódico, ella buscaba un modelo convertible y fue en un concesionario de Ford en Chicago donde la única opción disponible era un auto que todavía no se estrenaba.

“Le dije al vendedor que quería un convertible, y él dijo:‘ No tengo ninguno en el piso. Ven a la trastienda, tengo algo especial que mostrarte”, dijo Gail. “Había dos Mustangs, uno era un techo duro. Y ni siquiera se molestó en mostrarme eso. Levantó la lona y supe que ese descapotable era para mí”.

Cabe mencionar que el Ford Mustang de Gail y Tom no es el primer Mustang en ser fabricado. Es vehículo tiene una historia más impresionante que puedes leer aquí: El primer Mustang en ser fabricado se vendió por error, mira dónde está ahora.

***

Te puede interesar: