El té de laurel, un aliado fiel para fortalecer el sistema inmunitario

Antepasados lo usaban para curar la tristeza y los nervios, la ciencia comprueba sus beneficios
El té de laurel, un aliado fiel para fortalecer el sistema inmunitario
Foto: Thought Catalog / Pexels

Las hojas de laurel, ya sean frescas o secas, son usadas en la cocina para condimentar las preparaciones. Sin embargo, desde hace siglos son utilizadas por la medicina tradicional para aliviar ciertos males y hoy la ciencia respalda sus poderes curativos.

Las hojas de laurel y otras plantas, como toronjil, se utilizan en té para tratar la tristeza, “los nervios” y “el susto”.

Investigadores del Instituto de Química de la UNAM realizaron estudios que corroboran los efectos antidepresivos y ansiolíticos del laurel gracias a sus principios activos, el linalool y el betaβ-pineno

El laurel contiene hierro, calcio, magnesio, zinc, potasio, fósforo, vitamina  A, riboflavina, niacina, eugenol y cineol.

Fortalece el sistema inmunitario

El eugenol que contiene el laurel actúa como antioxidante y fortalece el sistema inmune.

El sistema inmunitario es una red compleja de células, tejidos y órganos que funcionan en equipo para defendernos de los gérmenes. Ayuda a nuestros cuerpos a reconocer estos “invasores” y a mantenerlos fuera de nuestro organismo y, si no puede, encontrarlos y deshacerse de ellos.

El uso de hojas de laurel en aceite también puede reducir la inflamación en todo tu cuerpo, especialmente de las articulaciones.

Crédito: Pxhere

Cómo preparar té de laurel

  • 1 taza de agua
  • 3 holas de laurel (de preferencia frescas)

Procedimiento:

  1. Poner a calentar el agua.
  2. Cuando llegue al punto de ebullición, apagar el fuego y añadir 2 o 3 hojas de laurel.
  3. Tapar el recipiente y dejar reposar 10 minutos, colar.
  4. Edulzar con miel si lo desea.

Fuentes:

Fundación Española de la Nutrición

UNAM

Mejor con Salud