Administración Trump publica la nueva regla para enviar migrantes a zonas remotas de Honduras, Guatemala y El Salvador

Los inmigrantes pueden ser destinados a zonas selváticas, sin saber cuál será su futuro
Administración Trump publica la nueva regla para enviar migrantes a zonas remotas de Honduras, Guatemala y El Salvador
Foto: John Moore / Getty Images

El Gobierno que preside Donald Trump ha publicado este martes en el Registro Federal la regla que rige los acuerdos de cooperación firmados con Guatemala en julio, y con El Salvador y Honduras en septiembre, según ha informado la agencia de noticias Reuters.

Comenzará así casi de inmediato a deportar a estos países a solicitantes de asilo llegados a su frontera sur, enviándoles en algunos casos a áreas selváticas, según el diario The Washington Post, y sin saber qué será de su futuro allí, según la web informativa BuzzFeed.

La regla entra en vigor hoy 19 de noviembre, y aplica a todos los que desde hoy traten de entrar en el país tanto de forma irregular como a través de puertos de entrada.

La justificación del Gobierno es la llegada de cientos de miles de migrantes a la frontera (1,1 millones en el último año fiscal), que “a menudo” no logran ver admitida su solicitud de asilo y son finalmente rechazados.

Relacionada: Gobierno anuncia norma que prohíbe a “miles” de inmigrantes pedir asilo y acelera deportaciones

Pero el retraso acumulado en las cortes migratorias (980,000 casos, de los que más de la mitad son peticiones de asilo) lleva a que cada caso tarde en resolverse una media de dos años y medio, durante los cuales los solicitantes pueden, en principio, vivir y trabajar en Estados Unidos.

El gobierno ha intentado evitar esto último llegando a un acuerdo con México para que los solicitantes de asilo esperen allí a la resolución de su caso. Pero, con los nuevos acuerdos firmados con los países centroamericanos (casi la mitad de solicitudes de asilo pendiente provienen de allí), ahora además puede enviarles a los inmigrantes, tanto a los suyos como a los de otras nacionalidades.

La regla afecta a los migrantes que hayan pedido asilo en Estados Unidos sin antes hacerlo en alguno de los países seguros que cruzaron durante su camino.

Editado por Felipe Gálvez T