El departamento ecológico de Leonardo DiCaprio en Nueva York

El actor se preocupa por el medio ambiente

Leonardo DiCaprio tiene una gran afición por adquirir propiedades, además es uno de los famosos que se preocupa por la preservación del medio ambiente. ¿Y qué pasa cuando se juntan sus dos pasiones? Así surgió el departamento ecológico de Nueva York.

Como es de esperarse, el ganador del Óscar puede darse lujos muy finos y prueba de ello es la propiedad que adquirió por un valor de 10 millones de dólares en el año 2014. Se trata de un departamento en el barrio neoyorquino de Greenwich Village.

View this post on Instagram

There are few times in human history where voices are amplified at such pivotal moments and in such transformational ways – but @GretaThunberg has become a leader of our time. History will judge us for what we do today to help guarantee that future generations can enjoy the same livable planet that we have so clearly taken for granted. I hope that Greta’s message is a wake-up call to world leaders everywhere that the time for inaction is over. It is because of Greta, and young activists everywhere that I am optimistic about what the future holds. It was an honor to spend time with Greta. She and I have made a commitment to support one another, in hopes of securing a brighter future for our planet. #FridaysforFuture #ClimateStrike @fridaysforfuture

A post shared by Leonardo DiCaprio (@leonardodicaprio) on

El lugar cuenta con dos habitaciones, dos baños y medio y entre los lujos que tiene están una duchas de vitamina C. Todo esto se encuentra en el cuarto piso de los edificios Delos. La peculiaridad del lugar es que es completamente ecológico y amigable con el medio ambiente, por lo que quienes vivan en él pueden disfrutar sin preocuparse de dañar al medio.

Dentro de los servicios que incluye están un circuito con aromaterapia, suelos con “postura de apoyo” para cuidar que la espalda esté siempre recta, un sistema de iluminación que simula el amanecer y servicios de aire y agua purificada.

El departamento fue vendido en 2016 por la suma de 8 millones de dólares, por lo que el actor perdió 2 millones. Sin embargo, Leo todavía conserva varios departamentos en NY.