¿Sabes en realidad de qué están hechas las salchichas, un alimento considerado cancerígeno por especialistas?

La nada apetecible lista de componentes de las salchichas, ¿sabes que comer una al día aumenta el riesgo de cáncer colorectal, enfermedades cardíacas y diabetes?

¿Sabes en realidad de qué están hechas las salchichas, un alimento considerado cancerígeno por especialistas?
NYPD atenta en los parques por el distanciamiento
Foto: Bhofack2 / Canva

Sabemos que las salchichas son uno de los alimentos industriales más procesados del mundo; sin embargo, a menudo pasamos de ese dato porque son deliciosas y las protagonistas de los amados Hot Dogs.

¿Qué tanto contienen las salchichas? ¿Es verdad que podrían provocar cáncer?

Sí, la Organización Mundial de la Salud (OMS) las clasifica en la misma categoría de alimentos que pueden causar cáncer y estudios demuestran que incrementa 42% el riesgo de enfermedad cardíaca y un 19% de posibilidades de sufrir diabetes tipo 2.

¿De qué están hechas?

Pueden proceder de la res, de cerdo, de pavo, de pollo o una combinación de todas, no solo de la carne sino restos en su esqueleto, cartílagos y pellejos. También pueden contener menudencias y sangre. Todo se muele hasta que queda como una pasta, la cual es mezclada con agua, almidones, preservantes, saborizantes y colorantes.

Crédito: Industryview/Canva

Usan carne recuperada mecánicamente, la pasta delgada que se genera cuando los restos del animal, al cual ya se le han extraído todos los cortes tradicionales, se hacen pasar por un colador metálico o se destruye con chorros de agua.

Básicamente podría llamarse un batidillo filtrado de restos con un tratamiento de agua salada y saborizantes que hacen que en nada sepan a pedacería.

De acuerdo al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la carne de pollo mecánicamente separada para las salchichas se obtiene cuando los huesos que contienen tejido comestible son forzados con alta presión por un colador o aparato similar para separar los huesos de los tejidos de ave comestible.

Las salchichas de color rojo o café claro que se comercializan usualmente tienen muy poca carne roja. En vez de eso, se usa casi un 64% de carne de pollo recuperada mecánicamente y sólo un 17% de cerdo.

Si aún dudas del proceso y la nada apetecible masa rosa con la que se forman las salchichas, puedes ver este video:

“Condimentos” y perfeccionadores de la masa

  • Jarabe de maíz con alto contenido de Fructosa
  • Almidones. Le aportan más volumen a las salchichas y también consiguen aglutinar los ingredientes, haciendo que la carne recuperada mecánicamente junto con los restos de cerdo tengan un mejor sabor a la hora de probarlos.
  • Sal
  • Eritorbato de sodio
  • Nitrito y nitrato de sodio. Se añade a las salchichas para evitar que se pongan grises y mantener a raya a los microbios. Es la sustancia que se estudia como la que podría aumentar el riesgo de cáncer.
  • Maltodextrina
  • Fosfato de sodio y cloruro de potasio. Estas son sales sintéticas e incoloras que sirven para estabilizar y darle más emulsión a la mezcla. Le dan una textura más firme a la salchicha, mantienen la acidez en el punto indicado y dejan que los aceites y las grasas se mezclen con el agua.
  • Soya o proteína de leche. Sirve para aumentar el tamaño de la salchicha y a su vez genera otra fuente de ingredientes genéticamente modificados.
  • Grasa de cerdo
  • Colorantes y saborizantes artificiales
  • Carne de ave, agua, grasa de cerdo, fécula de maíz, harina de TRIGO, proteína concentrada de SOYA, maltodextrina, saborizantes naturales y artificiales, sal yodada, cloruro de potasio, fosfato de sodio, sabor humo, , carmín, caramelo dos.
Olesksandr Prokopenko
Crédito:Olesksandr Prokopenko/Canva

¿Provoca Cáncer?

La OMS ha clasificado a la carne procesada en la misma categoría que las causas de cáncer, como el consumo de tabaco y el amianto (CIIC Grupo 1, carcinogénico para los humanos), pero esto no quiere decir son igualmente peligrosos.

Aquí el dilema porque autoridades sanitarias recomiendan comerlas cocinadas para evitar enfermedades infecciosas. Sin embargo los métodos de cocción a alta temperatura generan compuestos que pueden contribuir al riesgo cancerígeno.

Ejemplos de carnes procesadas incluyen frankfurters (perros calientes/hot dogs/salchichas), jamón, salchichas, carne en conserva (corned beef), y cecina o carne seca, así como carne en lata, y las preparaciones y salsas a base de carne.

Un análisis de los datos de 10 estudios estima que cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida diariamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en aproximadamente un 18%.

Enfermedades cardiacas y diabetes tipo 2

De acuerdo a más de 400 estudios, el Centro de Investigaciones Contra el Cáncer, determina que el consumo de salchichas u otros fiambres, está asociado con un aumento del 42% de padecer enfermedades cardíacas y un 19% más de posibilidades de sufrir diabetes tipo 2.

Carne roja procesada vs. Carne procesada

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) descubrieron que a diferencia de las carnes procesadas, comer carne roja sin procesar no se asoció con el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas o diabetes.

Las carnes procesadas contienen, en promedio, cuatro veces más sodio y 50 por ciento más de conservantes de nitrato que la carne roja sin procesar.