Republicanos presionan para evitar juicio político a Trump en maratónica sesión en Cámara

EN VIVO: Siga la discusión y votación sobre el proceso contra el presidente
Republicanos presionan para evitar juicio político a Trump en maratónica sesión en Cámara
El presidente Trump enfrenta proceso de juicio político.
Foto: Getty / C-SPAN

Los republicanos hacen esfuerzos por evitar el juicio político al presidente Donald Trump, aunque todo perfila a que sus intenciones serán infructuosas ante la mayoría demócrata, a la que acusaron de “abuso de poder”. Esto, sin embargo, causará que la sesión en la Cámara sea maratónica.

Una de las primeras sorpresas es que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (D-California), no está ejerciendo esa función en el Pleno, ya que pidió su colega de Colorado, Diana DeGetter, hacer esa función.

“Me siento honrada de que la portavoz me haya pedido que sirva como oradora ‘pro tempore’ de la Cámara y que presida la mayor parte del debate de juicio político”, señaló. “Éste es un momento triste y sombrío en la historia de nuestra nación y la responsabilidad de presidir este importante debate es algo que no tomaré a la ligera”.

Los republicanos presentaron una moción para posponer la votación del proceso contra el presidente Trump, la cual fue rechazada con 226 votos contra 188 en apoyo.

Los demócratas respondieron con otra moción para evitar que los republicanos ejercieran un voto de protesta, la cual fue aprobada con 226 votos contra 191.

El representante Tom Cole (R-Oklahoma), el miembro de mayor rango del Comité de Reglas, dijo en su declaración de apertura que no cree que las acusaciones contra el presidente Trump “realmente lleguen al nivel de un delito enjuciable”.

El líder de la minoría republicana, Kevin McCarthy (California), presentó una resolución, acusando a los presidentes de los comités de Inteligencia, Adam Schiff, y Judicial, Jerrold Nadler, de abusar de sus poderes, debido a la divulgación de información previa a la indagatoria oficial contra el presidente Trump, sin haber consultado a la minoría.

Se refiere a la misma acusación desde que comenzó el proceso, cuando los demócratas organizaron audiencias en privado con testigos que conocían de primera mano las peticiones del presidente Trump a su homólogo de Ucrania, Volodymyr Zelensky, para investigar al exvicepresidente Joe Biden y a su hijo Hunter, a cambio de liberar $391 millones de dólares en ayuda militar.

Una moción demócrata para continuar la discusión de los artículos sobre el juicio político fue aprobada con 228 votos a favor y 197 en contra. La discusión tardará mínimo seis horas, por lo que la votación podría ocurrir entre las 6:30 y las 7:30 p.m.

El debate es liderado por el demócrata Nadler, y republicano Doug Collins, el de mayor rango en el Comité Judicial. Cada una de las partes tendrá tres horas para exponer sus puntos.

Los demócratas sustentan sus argumentos en que ningún político, ningún servidor público en los Estados Unidos está por encima de la Constitución, al considerar que este país es una democracia, no una monarquía.

El representante Nadler marcó el tono de los demócratas, señalando los dos artículos por los que se enjuiciaría políticamente al mandatario.

“El primer artículo acusa que el Presidente usó su cargo público para obligar a un gobierno extranjero a atacar a su rival político”, apuntó. “El segundo artículo acusa que el Presidente tomó medidas extremas y sin precedentes para obstruir nuestra investigación sobre su conducta”.

Agregó que ambas acciones establecen que el republicano ha colocado sus intereses políticos personales a su obligación como mandatario de EEUU.

“Tomados en conjunto, los dos artículos acusan que el presidente Trump colocó sus intereses políticos privados por encima de nuestra seguridad nacional, por encima de nuestras elecciones y por encima de nuestro sistema de controles y equilibrios”, consideró.

En tanto, los republicanos, liderados por Collins, acusan a los demócratas de aplicar una acción revanchista contra el presidente Trump, debido a que ganó la elección en 2016 a Hillary Clinton y ahora pretenden detener su reelección con una acusación que consideran infundada.

“Combatiré esto en el proceso, que ha sido deplorable, citando una palabra usada por la mayoría. Ha sido horrible”, criticó. “No nos importan las reglas porque el presidente (Nadler) determina lo que es relevante. ¡Wow!, eso es bastante bueno, dejar que el acusador determine qué es relevante para el acusado”.

Collins se burló del senador Charles Schumer, quien ha solicitado que haya al menos cuatro testigos en el proceso que el Senado llevaría a cabo, pero los republicanos se niegan, como los demócratas lo hicieron en la Cámara cuando pidieron llamar al informante anónimo que desató la investigación contra el presidente Trump.

“Me pareció gracioso que el líder de la minoría en el Senado saliera e hiciera una conferencia de prensa y dijera: ‘Negaron a mis testigos, negaron mis solicitudes’. Bienvenido al club, señor Schumer”, espetó Collins.

Pelosi dio un mensaje donde reprendió al presidente Trump, calificándolo de “amenaza continua” para la seguridad nacional.

“Es un hecho que el presidente es una amenaza constante para nuestra seguridad nacional y la integridad de nuestras elecciones, la base de nuestra democracia”, dijo.

El “investigador”

El representante Schiff dio uno de los discursos más extensos en la Cámara para defender las investigaciones contra el presidente Trump sobre Ucrania, considerando que el mandatario “fue descubierto” y luego intentó ocultar los hechos, pero gracias al informante anónimo fue posible que los congresistas iniciaran las indagatorias.

“De no haber sido por el coraje de alguien dispuesto a hacer sonar el silbato, se habría salido con la suya”, advirtió. “En cambio, lo atraparon. Intentó engañar y fue atrapado”.

Los argumentos más comunes

Parece que los demócratas y los republicanos se compartieron algunas frases para repetirlas una y otra vez durante sus argumentos a favor y en contra.

“Éste es un día muy triste”, dijeron los demócratas en varias ocasiones, al afirmar que ningún representante es elegido para enjuiciar al Presidente de los Estados Unidos, pero en este caso tenían que hacerlo, porque el presidente había sido “descubierto” abusando de su poder y “nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente”.

El representante Al Green (D-Texas) fue uno de los que utilizó la frase de “nadie por encima de la ley” y sorprendió con la fotografía de la niña inmigrante llorando que se volvió un símbolo durante la crisis por las caravanas de centroamericanos. “Juicio político ahora”, decía encima de la foto.

“Si a este presidente se le permite frustrar los esfuerzos del Congreso con una investigación legítima de juicio político, el presidente no solo estará por encima de la ley, estará más allá de la justicia”, consideró.

Llamó la atención que los republicanos tomaran como referencia de defender al presidente Trump un artículo publicano por The Washington Post, uno de los medios a los que más ha criticado el mandatario. Se trata de “La campaña para destituir al presidente Trump ha comenzado”, el cual habla de las protestas contra el mandatario, el mismo día en que tomó juramento, el 20 de enero de 2017.

“El esfuerzo por destituir al presidente Donald John Trump ya está en marcha”, inicia el texto escrito por Matea Gold. “Al mismo tiempo en que el nuevo Comandante en Jefe juró, una campaña para generar apoyo público para su juicio político comenzó en ImpeachDonaldTrumpNow.org, encabezada por dos grupos de defensa liberales con el objetivo de sentar las bases para su eventual expulsión de la Casa Blanca”.

Señala que es esfuerzo fue impulsado por Free Speech for People y RootsAction, aunque esos grupos no son mecionados en el proceso que enfrenta el mandatario en este momento.