Mikey García sigue los pasos de Canelo Álvarez y Andy Ruiz

El múltiple campeón mundial tiene una espina clavada y tratará de sacársela contra Jessie Vargas

Mikey García sigue los pasos de Canelo Álvarez y Andy Ruiz
Los efectos de un sismo reportado en California en agosto de 2014.
Foto: Jayne Kamin-Oncea / Getty Images

El pasado 16 de marzo, uno de los más peleadores más completos de esta generación sufrió un golpe de realidad.

Mikey García, el más destacado exponente de una familia de boxeo, se atrevió a subir dos divisiones para buscar el campeonato mundial de peso welter.

El reto fue demasiado grande, cuando Errol Spence Jr. aprovechó su ventaja de tamaño, además de su calidad, para controlar de principio a fin al mexicoamericano, rompiéndole lo invicto como profesional y negándole la oportunidad de conquistar la corona mundial en la que habría sido su quinta división.

García (39-1, 30 KOs) está de regreso en los pesos welter, pero en un nuevo capítulo de su carrera.

El hombre de 32 años ha firmado con la promotora Matchroom Boxing USA, lo que le permite pasar a intregrar el menú boxístico de la empresa DAZN, la plataforma digital vía ‘streaming’ en la que ya figuran estrellas mexicanas como Saúl “Canelo” Álvarez y Andy Ruiz.

“Creo que fue la mejor decisión en este punto de mi carrera, ahora que quiero regresar después de mi primer derrota que tuve en marzo”, dijo García en entrevista. “Hay muchas preguntas que la gente se hace: que si tengo hambre, que si quiero pelear, que si lo hice por el dinero, que si estoy lastimado… Son muchas preguntas injustas que la gente tiene y creo que en mi regreso se van a responder”.

El fichaje llegó con el anuncio de un combate para el 29 de febrero en Frisco, Texas en contra de otro notable boxeador mexicoamericano: Jessie Vargas (29-2-2, 11 KOs), quien ya ha sido campeón mundial welter.

“Quiero agregar todavía más a mi legado, quiero llegar a ser una leyenda y para lograr ese estatus debo tomar peleas atractivas, importantes, difíciles; quiero demostrar que todavía tengo mucho que dar”, aseveró García, quien lo intentará de nuevo en peso welter, aunque no sabe si después se quedará en las 147 libras o bajará a las 140.

La carrera por títulos

Los constantes brincos de división para buscar coronas mundiales han sido una característica en la carrera de García, que antes fue monarca mundial pluma, superpluma, ligero y superligero. Esa ha sido la fórmula reciente de “Canelo”, quien en noviembre ganó el título mundial semicompleto, el cual abandonó esta semana.

“Cada peleador toma decisiones por diferentes razones, entonces no sé qué razones tenga ‘Canelo’ y su equipo para abandonar el cinturón”, respondió García respecto a la validez de dichas decisiones. “Yo he abandonado cinturones en ocasiones porque quizá la pelea no estaba atractiva y tienes alguna otra opción más atractiva, eso siempre ha sido parte del boxeo”.

Respeto por Vargas

Acerca del angelino Jessie Vargas, el peleador de Oxnard, California solo tiene elogios.

“Es un guerrero cien por ciento. Les recordaré que sus únicas dos derrotas fueron a manos de la leyenda Manny Pacquiao y de Timothy Bradley, otro peleador de Salón de la Fama”, dijo García. “Es un peleador de alto nivel, está fuerte, es grande, naturalmente es más grande que yo, pero son los retos que estoy motivado a tratar”.

En aquella pelea de marzo contra Spence, a quien considera el mejor welter del momento, García se dio cuenta que ganar iba a ser una misión imposible, pero con coraje, se esmeró en completar los 12 rounds y lo logró. A pesar de ser claramente superado, al final de cada asalto celebraba con su puño en alto en una escena desconcertante para los aficionados.

“Yo levantaba mi mano para probar que estaba bien, que estaba conciente porque también a veces la gente piensa que me lastima o los jueces pueden pensar que me lastimaron… No fue la noche que esperábamos, pero así es el boxeo”, comentó.

Lección para Andy Ruiz

Por otra parte, al ser interrogado acerca del fracaso de Andy Ruiz en su pelea de revancha contra Anthony Joshua, en la que el mexicoamericano llegó lejos de su mejor forma, Mikey García opinó que fue una buena lección.

“Todos esperábamos que Andy pudiera pelear mejor, él admitió que no se preparó bien, que no tuvo un campamento como lo debió haber hecho, pero esperemos que le sirva de experiencia”, dijo García. “Pero también como campeón él le debió de haber hechado ganas, claro que las peleas no son fáciles, tienes que prepararte bien. Que sirva de experiencia no nada más para él, sino para todos”.