¿Por qué los restaurantes venden tan caras las ensaladas?

Para los restaurantes es no es barato procesar una ensalada de calidad

¿Por qué los restaurantes venden tan caras las ensaladas?
Foto: Jill Wellington/Pexels
Foto: Jill Wellington / Pexels

Con el fin de tener una mejor nutrición, cada vez es más común que optemos por pedir una ensalada en lugar de otro platillo cuando vamos a un restaurante. Sin embargo, por increíble que parezca, este platillo que parece tan sencillo usualmente es uno de los más caros que ofrecen.

Y es que muchos lugares llegan a dar sus ensaladas a $12 o $15 dólares, lo cual podría parecer un poco elevado tomando en cuenta que, en la mayoría de los casos, sólo te están sirviendo algunos vegetales con mucha lechuga, y un poco de pechuga de pollo de vez en cuando, según informó Mashed.

Por eso, es normal que nos preguntemos, ¿por qué este platillo es tan caro?

Proceso caro

Al parecer, mucho tiene que ver con el trabajo que conlleva desarrollar este platillo. Aquí tomamos en cuenta la investigación que se tiene que hacer para crear una ensalada que realmente se venda, los ingredientes que se van a usar y la mano de obra que la preparará. Esto puede costarles mucho a los restaurantes.

Otro aspecto que hay que tomar en cuenta es que, mientras las hamburguesas y los tacos, por ejemplo, suelen usar los mismos ingredientes todos los días a lo largo del año, una ensalada normalmente tiene ingredientes que fluctúan en precio por la disponibilidad o la temporada. Como los aguacates que suelen subir y bajar constantemente de precio.

Además, mantener frescos todos los ingredientes de una ensalada es muy costoso, ya que es más difícil mantener crujientes las espinacas que tener en buen estado un plato de carne molida para hamburguesas.

Como ves, tanto la obtención de los ingredientes, así como el correcto almacenamiento de los mismos, hace que esa ensalada tan sencilla, tenga un precio algo elevado en muchas ocasiones.

–También te puede interesar: Así es como los empleados de McDonald’s podrían engañarte para darte menos papas fritas