Niños detenidos por inmigración murieron por condiciones médicas que no se atendieron

Médico declara ante el Congreso que para prevenir más muertes lo que se necesita es una verdadera reforma migratoria
Niños detenidos por inmigración murieron por condiciones médicas que no se atendieron
Niños muertos al enfermar en custodia de inmigración.
Foto: MARK RALSTON / AFP / Getty Images

Para la legisladora demócrata Kathleen Rice, presidenta del Subcomité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, las condiciones médicas que causaron la muerte de niños bajo custodia de autoridades de inmigración no fueron tratadas, por lo que cada una de las desgracias era prevenible.

Las palabras de Rice fueron parte del discurso que dijo al iniciar el martes una audiencia del subcomité que preside sobre los esfuerzos que deben hacerse para prevenir las muertes de menores migrantes que son detenidos en la frontera.

Todos esos niños eran refugiados de Centroamérica, indicó Rice, y murieron porque no fueron atendidas las enfermedades que padecían y que eran curables.

También criticó la “sobrepoblación masiva” y las “condiciones inhumanas” en los centros de detención para inmigrantes ubicadas en la frontera con México.

En la audiencia se presentaron a declarar Brian Hastings, jefe de Operaciones de Mantenimiento de la Patrulla Fronteriza, y el doctor Alex Eastman, médico de la Oficina para Contrarrestar las Armas de Destrucción Masiva.

Hastings presentó un informe sobre las situaciones inesperadas que enfrenta la Patrulla Fronteriza a diario ante el inusitado volumen de solicitantes de asilo que llegaron a la frontera sur de Estados Unidos en el año fiscal que terminó en 2019 y que creó una crisis humanitaria.

“Las estaciones de la Patrulla Fronteriza no fueron diseñadas para acoger a grandes volúmenes de inmigrantes detenidos”, dijo Hastings.

El doctor Eastman dijo ante los legisladores que la misión del Departamento de Seguridad Nacional es asegurar que todas las personas bajo su custodia, niños y adultos, reciban la atención médica indicada y que se hacen todos los esfuerzos para lograrlo.

Sin embargo, comentó que enfrentan grandes desafíos debido a los continuos flujos de migratorios, como los presentados al principio de la crisis, cuando la llegada de numerosos niños no acompañados rebasó la infraestructura de salud de las agencias de inmigración.

Eastman cerró su testimonio ante el Congreso diciendo a los legisladores que para hacerle frente a la crisis y prevenir las muertes de más niños, lo que se necesita es una verdadera reforma migratoria.