La economía no va tan bien como Trump asegura. Este profesor y Premio Nobel lo explica

Los datos recientes muestran el menor crecimiento económico de la era Trump

La economía no va tan bien como Trump asegura. Este profesor y Premio Nobel lo explica
Stiglitz recuerda a Trump la caída de la esperanza de vida en EEUU.
Foto: CRAIG LASSIG / EFE

Donald Trump dijo el pasado martes en Davos, Suiza, que a la economía había mejorado bajo su mandato. El presidente aseguró ante líderes políticos y empresarios que su gestión había favorecido a la clase media y trabajadora de Estados Unidos. Pero un premio Nobel de economía ha salido a llevarle la contraria y a advertir que está “equivocado”.

En una entrevista publicada recientemente, el también profesor de la Universidad de Columbia, Joseph Stiglitz, mostró su abrupto desacuerdo con el mandatario estadounidense y advirtió que su interpretación sobre la situación económica era “sencillamente errónea”.

Stiglitz cree que Trump “se superó a sí mismo” la semana pasada cuando dijo en el Foro Económico Mundial que había liderado un “auge de los trabajadores”. El presidente basó sus afirmaciones en la “históricamente baja” tasa de desempleo y el aumento de la base salarial de los trabajadores.

“El sueño estadounidense está de vuelta”, dijo el presidente. “Más grande, mejor y más fuerte que nunca”, enfatizó. “Nadie se está beneficiando más que la clase media estadounidense”.

El profesor, que ganó el premio Nobel en 2001, rebatió la afirmación de Trump. Según él, el fracaso de las políticas económicas de la actual administración se refleja de manera evidente en la caída de la esperanza de vida que ha experimentado el país en los últimos tres años.

“Mucho de eso es lo que llaman muertes de desesperación”, dice el economista. “Suicidio, sobredosis de drogas, alcoholismo, no es una imagen bonita”. Además, asegura que el crecimiento salarial es resultado del ciclo económico y no de las políticas de Trump.

“En este punto de una recuperación económica, han pasado 10 años desde la gran recesión, los mercados laborales se estancan, el desempleo baja y eso finalmente comienza a subir los salarios”, dice Stiglitz.

Sin embargo, el premio Nobel resaltó “lo débil que es la economía debido a que, como resultado de los impuestos a la renta, tenemos un déficit de un billón de dólares”.

A medida que se acercan las elecciones presidencial de este noviembre, los datos económicos tendrán un mayor peso. Sin embargo, la información de este jueves en ese sentido no es muy halagüeña para Trump ya que, aunque la economía estadounidense continúa creciendo, dicho crecimiento (2.3%) es el menor de la era Trump.