Sigue la transmisión en vivo del homenaje a Gianna y Kobe Bryant en el Staples Center

Todos los detalles de la ceremonia del último adiós a los ex jugadores de baloncesto
Sigue la transmisión en vivo del homenaje a Gianna y Kobe Bryant en el Staples Center
Así lucía el interior del Staples Center momentos antes de que iniciara el evento.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

A 29 días de su trágica muerte, se realiza en estos momentos la ceremonia de homenaje ‘Una celebración de vida’, lo que será el último adiós a la ex estrella de la NBA y su hija, quienes fallecieron en un accidente aéreo.

La transmisión se realiza a través de redes sociales, mediante diferentes canales de distintos medios de comunicación. Uno de los favoritos de los fans para seguirla es el de YouTube de los Lakers.

 

El homenaje empezó poco después de las 10 am PT y, luego de dar la bienvenida a los asistentes del abarrotado Staples Center arrancó el primer número, a cargo de la cantante Beyoncé Knowles, quien es una amiga cercana a la familia Bryant e interpretó ‘XO’, “una de las canciones favoritas de Kobe”, como ella misma lo mencionó después de los primeros compases de la melodía.

Posteriormente apareció una semblanza de la carrera de Kobe en las pantallas del Staples Center.

Momentos después, fue el turno de Jimmy Kimmel, el anfitrión, sobre el estrado, quien en su primera intervenón, estalló en llanto en diferentes momentos de su discurso, enfocado al agradecimiento que, desde su punto de vista, se puede ofrecer a las personas fallecidas por el tiempo que tuvieron en vida con los que aman.

Después llegó uno de los momentos más emotivos de la ceremonia: Vanessa Bryant, viuda de Kobe y madre de Gianna hizo su primera aparición en público desde el trágico accidente con un discurso lleno de amor, pero desgarrador por la emotividad con la que habló de su hija.

A continuación subió al estrado Diana Taurasi, una jugadora de la WNBA, cuyo ídolo desde la infancia fue Kobe y a quien estará eternamente agradecida por la motivación para elegir su profesión. Taurasi dijo que Bryant era su mentor y cerró su discurso con una frase poderosa: “Gianna y Kobe están en el corazón de Los Ángeles y los ángeles nunca mueren”, dijo en perfecto español.

Más tarde fue el turno de Sabrina Ionescu, estrella del baloncesto femenil colegial, quien mencionó: “Si yo represento al presente del juego femenil, Gigi era el futuro”, dijo al recordar su relación con la hija del ex jugador de los Lakers.

A continuación, Rob Pelinka, gerente general de los Lakers, tomó el micrófono para contar su estrecha relación con Kobe, dijo que lo conocía desde hacía 20 años y que se comunicaban a diario, que de hecho, el ex jugador le escribió a su teléfono momentos antes de que su helicóptero se estrellara. Pelinka también era su ex agente y su mejor amigo.

El segundo número musical de la noche corrió a cargo de Alicia Keys, quien interpretó en el piano “Moonlight sonata”, de Beethoven, acompañada de un cuarteto de cuerdas.

El segundo momento más dramático de la noche fue cuando Michael Jordan subió al estrado y comenzó su discurso mientras le corrían las lágrimas a gran velocidad por toda la cara.

En el baloncesto como en la vida y como padre, Kobe no dejó nada en el tanque; lo dejó todo en el suelo”, mencionó la leyenda del deporte, quien no dejaba de dirigirse a Kobe como su “hermanito”.

Rumbo al final de su discurso, entre toda la tristeza que lo aquejaba, logró sacarle una sonrisa al público, mencionando que iba a tener que mirar “otro meme llorando” de sí mismo durante los próximos tres o cuatro años.

Posteriormente su compañero y amigo, Shaquille O’Neal fue el último hombre que tomó el micrófono en la ceremonia y describió a Kobe como un “amigo leal y verdadero hombre del renacimiento”. “Kobe y yo nos presionamos para jugar el mejor baloncesto de todos los tiempos”, dijo.

‘Shaq’ también se dio tiempo para contar una anécdota divertida que desató las risas de los presentes.

El tercer y último número musical corrió a cargo de Christina Aguilera quien interpretó el Ave María.

Para cerrar el evento, en las pantallas gigantes del estadio se proyectó el cortometraje ‘Dear basketball’, un poema que escribió Kobe Bryant una vez que finalizó su carrera, a manera de despedida del baloncesto, con el cual ganó un Premio Oscar en 2018 en la Categoría a Mejor Cortometraje Animado.