La música para gatos es beneficiosa por este motivo

Un estudio asegura que las melodías compuestas específicamente para los felinos reducen su estrés
La música para gatos es beneficiosa por este motivo
Los gatos se relajan escuchando música hecha para ellos.
Foto: Pixabay

Según una investigación científica publicada en la revista Journal of Feline Medicine and Surgery (JFMS), la música para gatos aminora su estrés, más que la música clásica o el silencio. Incluso, los autores del estudio la recomiendan para relajar a los gatos a la hora de ir al veterinario.

Los investigadores analizaron los efectos calmantes de distintos tipos de música en los gatos, incluida la compuesta específicamente para ellos, que se compone de líneas basadas en vocalizaciones amistosas gatunas, como ronroneos y sonidos de succión, así como frecuencias similares al rango vocal felino, según el diario ABC.

Por ejemplo, “Scooter Bere’s Aria” es un tema musical de David Teie compuesto específicamente para deleitar a los mininos y contiene sonidos un poco desagradables para los humanos, ya que el rango vocal felino es dos octavas más alto que el nuestro.

En el experimento, se expuso a 20 gatos domésticos durante 20 minutos a música específica para gatos (“Scooter Bere’s Aria”), música clásica (“Élégie” de Fauré) o sin música (silencio) de forma aleatoria durante tres exámenes físicos realizados en una clínica veterinaria con dos semanas de diferencia.

Foto: Pixabay. Las visitas al veterinario mejorarán si el gato va relajado previamente con música.

Las puntuaciones de estrés, basados en el comportamiento y la postura corporal de los felinos, y las puntuaciones de manipulación, basadas en las reacciones al manipulador, se asignaron a cada uno de los animales, que fueron grabados en vídeo durante los exámenes. Además, se midieron las proporciones de neutrófilos: linfocitos de muestras de sangre para buscar una respuesta de estrés fisiológico.

Como resultado, el estudio encontró que los gatos parecían estar menos estresados cuando se reproducía la música específica para gatos, en comparación con la música clásica y el silencio. Este efecto no se reflejó en los neutrófilos, pero los investigadores sugieren que 20 minutos pueden no haber sido suficientes como para permitir que la música modificara a esta medida.

Los propietarios de felinos que hayan tenido una mala experiencia en la clínica veterinaria (con su minino molesto, asustado en un lugar nuevo y ante un desconocido que además pretende manipularlo de una forma muy poco agradable), ahora tienen una nueva opción para relajar a su animal de compañía con música y así tener una mejor visita al médico y en consecuencia su gato será más saludable.

Te puede interesar: Cómo disfrutar de un perro sin que sea tu mascota

Leer más: “Gatito ladrón” roba un filete a una pescadería