Los Juegos Olímpicos todavía son inamovibles, dice el COI

El Comité Olímpico Internacional dijo que aún quedan cuatro meses para la gran cita deportiva y aún no deben tomarse "decisiones drásticas"

Los Juegos Olímpicos todavía son inamovibles, dice el COI
Juegos Olímpicos
Foto: Getty Images

El Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que los preparativos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 siguen adelante pese a la amenaza global del coronavirus, argumentando que aún quedan cuatro meses para la gran cita deportiva y aún no deben tomarse “decisiones drásticas”.

“El COI sigue completamente comprometido con Tokio 2020, y con más de cuatro meses para su inicio aún no es necesario tomar en este momento decisiones drásticas”, explicó la organización en un comunicado.

El organismo con sede en Lausana “anima a todos los deportistas a seguir preparándose para Tokio lo mejor que puedan”, después de que el presidente del COI, Thomas Bach, celebrara este martes una reunión virtual con presidentes de los comités olímpicos nacionales para analizar la actual crisis.

El anuncio fue realizado pocos minutos después de que la UEFA sí hiciera pública su decisión de posponer un año la Eurocopa, para así permitir a las ligas nacionales europeas, muchas de ellas detenidas por la pandemia, a que puedan terminar después de las semanas o meses de parón forzado.

El COI admitió que la actual situación “no tiene precedentes en el mundo”, reconoció que está impactando los preparativos para Tokio y que está cambiando “día a día”, manifestando además su solidaridad “con las sociedades que están haciendo todo lo posible por contener el virus”.

El COI reiteró que podría aumentarse el sistema de invitaciones a atletas en deportes cuyos torneos clasificatorios se vean afectados por las cuarentenas y medidas de contención contra el COVID-19, aunque subrayó que sería “bajo circunstancias excepcionales” y analizando caso por caso los deportistas beneficiados.

Te puede interesar:

Japoneses preferirían posponer los Juegos Olímpicos

Se encendió la antorcha olímpica en medio de la incertidumbre sobre si llegará a Tokio