El condado de Los Ángeles le dice a los médicos que omitan las pruebas de coronavirus para algunos pacientes

El aumento de pacientes de COVID-19 y la escasez de las pruebas de laboratorio para detectar coronavirus obligan a hacer esas pruebas sólo en determinados casos
El condado de Los Ángeles le dice a los médicos que omitan las pruebas de coronavirus para algunos pacientes
Prueba de coronavirus.
Foto: Emanuele Cremaschi / Getty Images

El condado de Los Ángeles, que es el segundo sistema de salud municipal más grande del país, instruyó a los médicos a que no evalúen a los pacientes sintomáticos de COVID-19 si un resultado positivo no cambia la forma en que serían tratados, según reporta LA Times.

La orientación, enviada por el Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Ángeles a sus médicos el jueves, fue impulsada por la gran cantidad de pacientes y la escasez de pruebas para detectar casos de coronavirus, y podría dificultar saber con precisión cuántas personas en el Condado de Los Ángeles contrajeron COVID-19.

El departamento “está cambiando de una estrategia de contención de casos a una de ralentizar la transmisión de la enfermedad y evitar el exceso de morbilidad y mortalidad”, según la carta. Los médicos deben evaluar a los pacientes sintomáticos solo cuando “un resultado diagnóstico cambiará el manejo clínico o informará la respuesta de salud pública”.

La guía establece por escrito lo que siempre ha sido una realidad en Estados Unidos. La escasez de pruebas de laboratorio para coronavirus en todo el país ha significado que muchos pacientes sospechosos de tener COVID-19 no hayan tenido el diagnóstico confirmado por un laboratorio.

Además de la falta de pruebas, las agencias de salud pública en todo el país carecen del personal para rastrear la fuente de nuevos casos de coronavirus, reduciendo drásticamente las posibilidades de aislar a las personas que han estado expuestas y, por lo tanto, contener el brote.

Un proveedor de atención médica de primera línea que no estaba autorizado para hablar con los medios de comunicación y solicitó el anonimato dijo a LA Times que los médicos del condado están interpretando la carta del jueves y otros consejos provenientes de altos funcionarios de salud pública del condado de Los Ángeles para indicarles que solo deben evaluar a los pacientes que van a ser hospitalizados o tienen algo único sobre la forma en que contrajeron el virus.

Y que no planean evaluar a los pacientes que tienen los síntomas pero que, por lo demás, son lo suficientemente saludables como para ser enviados a su casa a la cuarentena, lo que significa que es posible que nunca aparezcan en los recuentos oficiales de personas que dieron positivo.

La carta también dice que, con la creciente disponibilidad de pruebas en laboratorios privados, el departamento de salud se centrará en las pruebas destinadas a detectar y prevenir brotes en hospitales y “entornos de vida en conjunto”, como hogares de ancianos.