Estadios, los inmuebles que cambiaron de giro para dar esperanza en plena crisis por el coronavirus

El Santiago Bernabéu, el Maracaná, el Centenario de Uruguay y hasta el United Center de Chicago están siendo utilizados para combatir el COVID-19
Estadios, los inmuebles que cambiaron de giro para dar esperanza en plena crisis por el coronavirus
El Santiago Bernabéu se convirtió en un gran centro de aprovisionamiento de material sanitario.
Foto: Rodrigo Jiménez / EFE

En distintos puntos del mundo, la función de los estadios se ha transformado radicalmente y ha pasado de recibir a fanáticos enardecidos a punto de disfrutar un espectáculo a ser un símbolo de esperanza para la gente que está luchando contra el coronavirus.

En España, por ejemplo, uno de los países del Viejo Continente más afectados por esta pandemia, el Santiago Bernabéu se convirtió en un gran centro de aprovisionamiento de material sanitario. El mítico estadio fue ya entregado a las autoridades competentes.

“El estadio Santiago Bernabéu se convertirá en un espacio adaptado para almacenar las donaciones de insumos sanitarios destinados a luchar contra esta pandemia”, comunicó el club mediante un comunicado antes de su entrega.

En otras latitudes, otro estadio mítico, el Centenario de Montevideo también está funcionando en pro de la lucha contra el coronavirus.

El coloso uruguayo donde se disputó el primer Mundial de la historia abrió sus puertas el miércoles pasado para albergar a personas sin hogar y con diferentes problemas físicos ante la amenaza del COVID-19, que hasta el momento registra 189 infectados en el país. Quienes fueron alojados aquí son personas que tienen inmunodeficiencia producto de enfermedades crónicas como la diabetes, el VIH y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); todos ellos reciben 4 comidas diarias.

El inmueble cuenta con dos plantas que se pueden habitar sin problema, de hecho, la selección charrúa se ha concentrado allí en numerosas ocasiones. En la primera planta, las personas alojadas tienen a disposición una cocina, un comedor y un salón de gran dimensión, en el que hay una estufa, una tabla de tenis de mesa y un futbolito (o metegol). En tanto, el segundo piso cuenta con baños y varias habitaciones, todas con camas individuales.

También en Sudamérica, otro estadio legendario que sigue pasos similares es el Maracaná, el cual está siendo adaptado para que en dos semanas pueda albergar a pacientes portadores del COVID-19, quienes allí mismo podrán ser tratados por médicos y personal calificado, así lo informó este jueves el gobernador del estado Wilson Witzel.

En Estados Unidos, el United Center, donde juegan los Chicago Bulls, también se transformará en un centro logístico de ayuda ante esta pandemia.

De acuerdo con un comunicado, se convertirá en un núcleo “que ayude en la distribución de alimentos de primera línea, en la organización de primeros auxilios y la recolección de suministros médicos sumamente necesarios”.