La FIFA pide a jugadores que se rebajen el sueldo mientras se mantenga la crisis por el coronavirus

En una reunión por videoconferencia, representantes de distintas confederaciones del mundo trataron temas como el recorte de salarios, fichajes y la creación de un fondo de apoyo
La FIFA pide a jugadores que se rebajen el sueldo mientras se mantenga la crisis por el coronavirus
Gianni Infantino, presidente de la FIFA
Foto: EFE

Este jueves la FIFA se reunió de forma remota con representantes de clubes, ligas, asociaciones y confederaciones de distintas partes del mundo para hablar sobre el impacto que tiene en el fútbol la pandemia del coronavirus y empezar a definir cómo harán frente a los estragos que dejará la crisis.

El máximo organismo del balompié trató temas como el recorte de salarios, fichajes, la posible reanudación de los torneos y la creación de un fondo de apoyo para hacer frente al impacto económico causado por la pandemia.

El punto que más eco causó fue que la FIFA realizó la petición de que los futbolistas negocien con sus respectivos clubes un recorte en su sueldo, que no fuera parejo, sino que afectara menos a los de menor potencial económico mientras la crisis persista, como ejemplo se mencionó a la Premier League, que analiza implementar un recorte de hasta el 50% a los salarios de sus jugadores mientras la liga esté detenida.

Respecto al calendario, el objetivo de la federación es asegurar que se encuentran soluciones globales apropiadas para las competiciones en todos los niveles, considerando las necesidades de todos los grupos de interés con la salud de todos los participantes como absoluta prioridad, de acuerdo con EFE.

En materia de traspasos de jugadores, la organización se mostró dispuesta a evaluar la necesidad de introducir enmiendas o cláusulas temporales en su Reglamento para el Estatuto y la Transferencia de jugadores, dirigidas a proteger los contratos tanto para clubes como para jugadores, y ajustar los periodos de registro de los mismos.

La otra medida que a FIFA aprobó la semana pasada se refiere a un “potencial fondo de apoyo” ante el impacto económico generado por la pandemia en cada continente, además de analizar si se requiere un fondo a nivel global.