Activan fondo de ayuda para indocumentados desempleados por el coronavirus

Podrán solicitar asistencia financiera a través del 805 UndocuFund
Activan fondo de ayuda para indocumentados desempleados por el coronavirus
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Un fondo de ayuda económica que se creó en el 2017 para las familias inmigrantes que fueron desplazadas por los incendios forestales en California ha sido reactivado para asistir a los indocumentados que han quedado desempleados durante la pandemia del coronavirus.

Se trata del llamado 805 UndocuFund que ha empezado a recaudar recursos para apoyar financieramente a los trabajadores indocumentados de California, uno de los grupos de la comunidad más afectados por la pérdida de empleos que ha dejado la emergencia.

Estos trabajadores sin papeles, a quienes el gobierno sólo les concede un número de contribuyente ITIN para que paguen impuestos, pero no un número de Seguro Social, quedan desprotegidos del seguro de desempleo.

Tampoco recibirán el cheque de $1,200 dólares que el gobierno federal enviará a los contribuyentes como parte de un plan de estímulo fiscal para tratar de reanimar a una economía enferma de COVID-19.

Del fuego y al virus

El 805 UndocuFund es un colectivo de organizaciones comunitarias de los condados de Ventura y Santa Bárbara, en California, el cual se formó hace tres años tras la devastación que dejó el llamado Thomas Fire, el incendio forestal más grande en la historia del estado.

Y se creo porque al igual que hoy en día, en aquel entonces los inmigrantes indocumentados quedaron excluidos de los programas de asistencia del gobierno para las víctimas de desastres naturales.

El colectivo anunció que están en proceso de recaudar fondos y contratando personal para muy pronto empezar a recibir las solicitudes de ayuda.

“Sabemos que muchas familias afectadas se enfrentan a dificultades en este momento y esperamos apoyarlas lo antes posible. Gracias por su paciencia y comprensión”, refiere el sitio de internet de 805 UndocuFund.

Aunque los trabajadores indocumentados son considerados la columna vertebral de la economía en el sector de servicios y en la agricultura, no son elegibles para recibir ayuda de fondos federales y estatales en casos de desastre.

En California se estima que hay 2 millones de trabajadores indocumentados, de los 11 millones que podría haber en el país, quienes ocupan la mayoría de los empleos en el sector de servicios, como hoteles y restaurantes, los cuales han tenido que cerrar o recortar su personal debido a la pandemia.

En el 2017, tras la devastación del Thomas Fire, 805 UndocuFund logró recabar más de $2 millones de dólares para ayudar a más de 1,600 familias de los condados de Ventura y Santa Bárbara que debido a su estatus migratorio no calificaban para los programas de asistencia de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA).

El fondo fue reabierto en el 2018 para ayudar a los inmigrantes víctimas de los incendios Woolsey y Hill, en el 2019 tras los incendios Easy y María, y de nuevo este año para los afectados por la crisis del coronavirus.

En el colectivo participan organizaciones como Future Leaders of America, Mixteco Indigenous Community Organizing Project, y Central Coast Alliance United for a Sustainable Economy.