“Hacemos los peores trabajos que otra gente no quiere y ahora necesitamos un poco de ayuda”

Organizaciones aplauden la decisión del gobernador de California de ayudar a indocumentados

“Hacemos los peores trabajos que otra gente no quiere y ahora necesitamos un poco de ayuda”
Abogan para que el gobierno ayude a los indocumentados. (Suministrada)
Foto: Cortesía

LOS ÁNGELES – Sin importar las dolencias de su cuerpo, Luis, de 49 años, se unió el martes a una caravana de más de 200 automóviles que rodearon el edificio estatal en el centro de Los Ángeles para pedir al gobernador Gavin Newsom que tomara en cuenta a los trabajadores indocumentados durante la pandemia del coronavirus.

La “Caravana de Trabajadores Esenciales y Excluidos” incluía jornaleros, trabajadores domésticos, restaurantes y otras industrias de bajos salarios.

Luis, quien ha trabajado como jornalero por más de 20 años, dijo que muchos de ellos no tienen cómo comprobar que trabajan, ya que no tienen cuenta de un banco, sus trabajos suelen ser esporádicos y cambian constantemente.

“A veces trabajamos dos o tres días a la semana. Hacemos los peores trabajos que otra gente no quiere hacer y ahora es que necesitamos un poco de ayuda”, dijo Luis, quien no quiso proveer su apellido debido a su estatus migratorio.

Para fortuna de los manifestantes, su movimiento tuvo respuesta el miércoles al anunciarse que California será el primer estado en ayudar económicamente a los trabajadores indocumentados afectados por el coronavirus COVID-19.

El gobernador Gavin Newsom dijo el jueves en conferencia de prensa, que el “Fondo de Alivio de Desastres para Inmigrantes” de $75 millones en el estado, apoyará a los californianos indocumentados afectados y que no son elegibles para beneficios de desempleo y ayuda por desastre, incluyendo la Ley CARES, debido a su estatus migratorio.

Adicionalmente, los socios filantrópicos Emerson Collective, Blue Shield of California Foundation, The California Endowment, The James Irvine Foundation, Chan Zuckerberg Initiative y un donante anónimo, entre otros, se comprometieron a recaudar $50 millones adicionales para apoyar a los californianos indocumentados.

“Todos los californianos, incluyendo a nuestros vecinos y amigos indocumentados, deben saber que California está aquí para apoyarlos durante esta crisis. Todos estamos juntos en esto”, dijo el gobernador Newsom.

Se estima que alrededor de 150,000 californianos adultos indocumentados recibirán un beneficio en efectivo de una vez de $500 por adulto, con un límite de $1,000 por hogar para hacer frente a las necesidades específicas derivadas de la pandemia.

Los detalles de cómo se obtendrá el dinero no han sido especificados, pero se anunció que las personas pueden solicitar apoyo a partir de mayo.

Liderando en la nación

Newsom dijo que California es un estado donde el 27% de los habitantes son nacidos en el extranjero y 10% de la fuerza laboral es indocumentada.

“Esa es la diversidad en una escala que no existe en ningún otro estado de nuestra nación”, dijo Newsom. “Hay personas necesitadas y este es un estado que avanza y siempre apoya a los necesitados, independientemente de su estatus [migratorio]”.

Luis dijo que al enterarse de dicho anuncio sintió un alivio porque la ayuda llega en un buen momento. El centro de jornaleros donde labora ha cerrado y debido a su condición de salud no se siente seguro salir a las calles a pedir trabajo.

Hace poco más de un año Luis fue diagnosticado con problemas del riñón; situación que lo forzó ha tomar diálisis tres días a la semana.

“Ahora solo intento salir adelante con lo poco que tengo, pero no me puedo dar el lujo de andar por todos lados buscando trabajo por mi condición”, dijo Luis, quien es padre soltero de un adolescente de 14 años. “Le agradezco al señor gobernador porque se ve que si nos quiere ayudar”.

Una caravana de más de 200 vehículos pide ayuda para los inmigrantes. (Suministrada)

Pablo Alvarado, codirector de la Red Nacional de Trabajadores (NDLON), dijo que el anuncio del gobernador es un paso necesario para cerrar la brecha cada vez mayor entre los inmigrantes y la asistencia vital que podría significar la diferencia entre la vida y la muerte para millones de californianos.

“El fracaso absoluto del Congreso y las siniestras políticas de la Administración Trump han creado una crisis interna de derechos humanos con un impacto desproporcionado en California”, dijo Alvarado. “Como consecuencia, los legisladores de California tienen la responsabilidad legal y la obligación moral de responder en consecuencia”.

Por su parte, Angélica Salas, directora de la Coalición de Derechos Humanos Pro Inmigrantes (CHIRLA) dijo que esta es una “iniciativa audaz” ya que muchas familias indocumentadas y de estado mixto vulnerables quedaron excluidas de los paquetes de estímulo federal a pesar de que a menudo trabajan en industrias esenciales.

“Este es un reconocimiento del hecho de que las familias inmigrantes son esenciales para nuestro estado. Sus contribuciones económicas y laborales nos mantienen en movimiento”, dijo Salas. “Esta pandemia nos afectará a todos por un tiempo. Esperamos trabajar con el estado para asegurar que este programa sea exitoso mientras continuamos trabajando para el alivio permanente de los inmigrantes californianos”.

Recientemente California desarrolló una guía de recursos para inmigrantes para proporcionar información sobre la asistencia relacionada con el COVID-19, incluyendo los beneficios públicos, que están disponibles para los inmigrantes californianos.

Para ver la guía visite: https://covid19.ca.gov/img/wp/covid-19-immigrant-guidance-accessible-1.pd