5 deducciones para aplicar a los impuestos que habitualmente se dejan pasar

Los impuestos son una obligación, pero eso no significa que tengas que dar al gobierno más recursos de lo que debes

Podrás obtener un crédito fiscal de un 30% si realizaste gastos en tu vivienda de mejora energética durante el 2019.
Podrás obtener un crédito fiscal de un 30% si realizaste gastos en tu vivienda de mejora energética durante el 2019.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Existe una manera para obtener más dinero en las deducciones de impuestos y créditos a los que eres elegible.

Si durante el año pasado pagaste un servicio por cuidar a tus hijos, los estudios superiores de algún integrante de tu familia o estás estudiando un posgrado, debes aprovechar estos consejos al momento de presentar tus deducciones y créditos fiscales.

Un crédito fiscal proporciona una reducción dólar por dólar de tu responsabilidad del impuesto sobre la renta, mientras que una deducción reduce la cantidad que tu ingreso está sujeto a impuestos.

Es decir, un crédito fiscal de $1,000 dólares te ahorrará $1,000 dólares mientras que la deducción de $1,000 dólares reducirá tus ingresos sujetos a impuestos en esa cantidad.

Los créditos fiscales son más valiosos que las deducciones, en la mayoría de las ocasiones están diseñados para ayudar a las personas con menores ingresos.

Los créditos están disponibles para todos los contribuyentes y en caso de calificar puedes acceder a uno, sin embargo existen créditos que muy pocas ocasiones tomamos en cuenta en el momento de declarar impuestos:

Crédito al ahorro

El crédito al ahorro nos permite ahorrar para la jubilación. Para poder ser elegible en el año fiscal 2019, tu ingreso bruto ajustado (AGI) no debe pasar los $32,000 dólares si estás soltero, $48,000 dólares si eres jefe de familia o de $64,000 dólares si estas casado y presentas la declaración de manera conjunta. Para el año fiscal 2020 el AGI de una persona soltera no deberá ser superior a $32,600 dólares, los jefes de familia su AGI no debe ser superior a $48,470 dólares y de 65,000 dólares respectivamente.

A este tipo de crédito también se le denomina Crédito por Aporte de Ahorros para la Jubilación. Ten encuesta que la fecha límite hasta para reclamar dicho crédito fue el 15 de abril.

Relacionado: ¿Por qué algunos estudiantes y adultos mayores no tendrán derecho a recibir el cheque de ayuda por coronavirus?

Crédito fiscal por cuidado de los hijos y dependientes económicos

Si el año pasado pagaste a alguien para que cuidara a tu hijo, cónyuge o dependiente para poder trabajar o buscar empleo puedes optar por este crédito. Los gastos permitidos no deberán exceder de los $3,000 dólares para una sola persona o de $6,000 dólares para una o dos personas más. El IRS proporciona una herramienta en línea para ayudar a determinar si eres elegible para reclamar el Crédito por Cuidado de Hijos y Dependientes.

También existe el crédito tributario por hijos, que pude llegar en un valor de hasta $2,000 dólares por cada hijo y ser reclamado.

Este tipo de crédito puede ser reclamado además del crédito por gasto de cuidado a los hijos y dependientes.

Deducciones fiscales por servicios educativos

Los estudiantes y sus padres pueden reclamar o aplicar por una deducción.

Deberás revisar todas las deducciones de impuestos en educación para asegurarte que estás recibiendo el mayor beneficio por tu dinero.

El Crédito Fiscal de Oportunidad Americana, proporciona un crédito por los gastos pagados por un estudiante durante los primeros cuatro años de su educación superior.

El crédito máximo por año es de $2,500 dólares. El sitio web de IRS indica que se puede reembolsar el 40 por ciento de cualquier cantidad restante hasta $1,000 dólares.

Para poder reclamar el crédito completo, tu ingreso bruto ajustado debe ser de $80,000 dólares o menos, y de $160,000 dólares o menos si estas casado y realizas una declaración conjunta.

El crédito de aprendizaje de por vida está disponible para aquellos contribuyentes que están pagando los gastos de educación de un estudiante, su cónyuge o de un dependiente que está realizando un programa de postgrado o de capacitación para mejorar sus habilidades en el trabajo. Existe un máximo de $2,000 dólares por declaración y no existe límite en el número de años que puedes reclamar el crédito.

Crédito por ingresos de trabajo

Otro beneficio fiscal que es fácil de pasar por alto es el Crédito Fiscal por Ingresos de Trabajo ( EITC) que está disponible para ciertas personas trabajadoras con ingresos bajos o moderados.

Para el año de 2019 el monto máximo es de $529 dólares para parejas sin hijos, de $3,526 para familias con un hijo, de $5,828 para familias con dos hijos y de $6,557 para aquellos como tres o más hijos que califiquen.

Los criterios para calificar están los ingresos por trabajo, ingresos brutos ajustados y el número de hijos.

Las reglas para optar por este crédito suelen ser complicadas por lo que es mejor consultar con un asesor fiscal calificado.

Los créditos fiscales sólo pueden reducir sus impuestos a cero, pero el IRS menciona que el EITC y el Crédito Fiscal por Hijos puede exceder su responsabilidad fiscal, lo que significa que si no debes nada, podrás ser elegible para un reembolso.

Relacionado: Detecta si tu preparador de impuestos es un estafador siguiendo estos cinco pasos.

Créditos fiscales para el ahorro de energía

Si el año pasado realizaste mejoras a tu casa en temas de eficiencia energética, podrás tener acceso a impuestos más bajos.

Para aquellos propietarios de vivienda en 2019 podrán recibir un crédito fiscal de hasta un 30 por ciento por el gasto de mejoras de eficiencia energética para sistemas eléctricos solares.

Al reclamar todos los créditos y deducciones a los que tiene derecho, podrás aspirar a un mayor reembolso.

Recuerda que existen muchas reducciones fiscales disponibles para los contribuyentes de bajos ingresos.

-También te podrá interesar: