Muertes en EEUU se dispararon muy por encima de las atribuidas al COVID-19 al inicio de la pandemia

Algunos de los fallecimientos podrían estar relacionados con el coronavirus pero no ser consecuencia directa de la enfermedad

El aumento total de las muertes puede proyectar fotografía más amplia del impacto de la pandemia.
El aumento total de las muertes puede proyectar fotografía más amplia del impacto de la pandemia.
Foto: US NAVY/MC2 SARA ESHLEMAN / EFE

Durante las primeras semanas de la pandemia del coronavirus, en Estados Unidos murieron unas 15,400 personas más que las que suelen morir en esa época del año. Sin embargo, solo 8,128 de esos fallecimientos (algo más de la mitad) se atribuyeron públicamente al COVID-19.

Un equipo de investigadores liderados por la Escuela de Salud Pública de Yale realizó para The Washington Post un análisis de los datos federales de muertes confirmadas durante marzo y hasta el 4 de abril. Para estimar el incremento, compararon la cifra de este 2020 con la que normalmente -sin pandemia- registran en este periodo.

Los fallecimientos no son necesariamente consecuencia directa de los síntomas que genera COVID-19 -la enfermedad que provoca el coronavirus- pero sí pueden estar relacionados con los estragos que causó la pandemia en el sistema sanitario. Se trata de defunciones de personas que, por ejemplo, no solicitó atención médica para una enfermedad no relacionada por miedo a contagiarse.

El Post incluye también muertes que están relacionadas con la variación normal de la tasa de mortalidad. Este recuento también se ve afectado por aumentos o disminuciones de otros tipos de muertes como suicidios, homicidios o accidentes de tráfico.

En cualquier pandemia, apunta el diario capitalino, este aumento del número total de muertes es imprescindible para empezar a estudiar el impacto real de la enfermedad.

El análisis de Yale es el primero que estima el aumento de los fallecimientos tanto en los estados como a nivel nacional. El equipo de investigadores tomó para sus cálculos los datos que el Centro Nacional de Estadística Sanitaria (NCHS, por sus siglas en inglés) publicó el pasado viernes y lanzan una fotografía aún más aterradora en lo que a muertes se refiere que se hará más nítida a medida de que se tengan más datos.

Esta investigación, al igual que otras previamente publicadas, sugieren que la cifra de víctimas mortales por coronavirus, según Daniel Weinberger, el profesor de epidemiología de Yale que lidera la citada investigación. Hasta este lunes, en todo el país han muerto por coronavirus 55,735 personas, tal y como estima la Universidad Johns Hopkins.