Desde el chocolate hasta el aguacate: 10 regalos gastronómicos de México al mundo

Alimentos mexicanos han enriquecido la gastronomía de culturas de todo el mundo, ¿qué sería de la cocina italiana sin el jitomate?

Desde el chocolate hasta el aguacate: 10 regalos gastronómicos de México al mundo
Foto:Marta Dzedyshko/Pexels
Foto: Marta Dzedyshko / Pexels

Muchos de los alimentos que actualmente son la base de la cocina mexicana se originaron en el propio país: el maíz, los frijoles, los jitomates y el chile.

A partir de la Conquista de los españoles muchos de los alimentos autóctonos fueron dados a conocer al mundo y enriqueciendo la gastronomía de otras culturas, ¿qué sería de la cocina italiana sin el jitomate?

Cacao

Los primeros vestigios del cacao en México datan del año 1900 y 1800 a.C, estos fueron encontrados en Chiapas y Veracruz. Los mayas, que lo llamaban “cacauatl”. Lo cultivaban y lo consumían mezclado con agua y especias como la pimienta o el clavo, en una bebida conocida como “xocolatl”.

Los pasteles de Francia, Suiza, Alemania y otros países no serían lo que son sin el chocolate, integrado en la misma masa o como cubierta.

Maíz

 

Foto: Pxhere

El maíz ha sido la base de la cocina mexicana, en las tortillas, los tamales, el pozole y en muchas comidas y bebidas más.

Existen 64 tipos de maíz mexicano, de diversos tamaños, colores y sabores, amarillo, rojo y azul.

Sin el maíz no habría palomitas en el cine. Estados Unidos no tendría su popular cereal Corn Flakes, ni disfrutaría de una botana de nachos.

Aguacate

Foto: Coyot/Pixabay

El aguacate, cuyo nombre náhuatl significa árbol de testículos, fue considerado afrodisíaco durante buena parte del virreinato. La voz nahua pasó al mundo como avocado en inglés o avocat en francés, entre otros idiomas.

El aguacate forma parte de cualquier ensalada verde en la culinaria internacional, desde Sidney hasta Estocolmo, desde Johannesburgo hasta Tokio. 

¡Gracias al aguacate tenemos el guacamole!

Vainilla

Foto: Ritual/Pixabay

La vainilla es una orquídea que se ha cultivado desde tiempos prehispánicos en la región Totonaca del norte de Veracruz. Los mayas y los aztecas la utilizaban para enriquecer una bebida de cacao destinada a nobles y guerreros.  De las 15 especies de vainillas mesoamericanas, nueve se encuentran en México.

Su sabor y olor característicos chan conquistado al mundo entero. Presente en deliciosos helados y pasteles.

Frijoles

Foto: Pxhere

Hallazgos confirman que el frijol era cultivado en Mesoamérica hace ya 8,000 años y que fue una de las principales especies que se integró a la dieta básica de las culturas indígenas. En México se encuentran 70 especies con gran variedad de tamaños y colores, como el negro, flor de mayo, morado, pinto, canario, y ayocote.

Los españoles llevaron a Europa levaron los frijoles a Europa, un alimento que pudo alimentar y fortalecer a los más pobres y que incluso forma parte de preciadas obras de arte.

Jitomate

Foto: Pxhere

El jitomate era utilizado por las culturas prehispánicas como ingrediente para sus platillos y para pagar los impuestos. En el siglo XVI llegó a Europa, no sabían ocuparlo y combinarlo con su cultura gastronómica, los italianos lo logaron.

Actualmente, el pomodoro (manzana de oro), o sea el jitomate. es un básico de la cocina italiana es Sin él las pizzas, la lasagna y el spaghetti al pomodoro no serían lo mismo.

Chile

Foto: Stephen VanHove/ Pixabay

Existen evidencias de que el chile ha formado parte de la dieta de los mexicanos desde hace más de 8,000 años. En dicho país existe un registro de 64 tipos diferentes de chiles que se consumen frescos, deshidratados, cocidos o industrializados.

Los chiles de la cocina china de Szechuán, los que se usan en los currys de la India y Sry Lanka, los de Tailandia y el resto de Indochina, la paprika húngara o el pimentón ibero, las guindillas andaluzas y los pimientos del Mediterráneo, todos ellos son chiles de origen mexicano (capsicum annum).

Amaranto

amaranto
Foto: Shutterstock

Con amaranto y otros granos, miel y colores naturales se amasaban ídolos que adornaban templos prehispánicos. Durante los 300 años de colonia española en México, dejó de cultivarse, casi hasta su extinción.

El amaranto ha sido reconocido por su valor nutricional y consumido en todo el mundo. En la India se le nombra semilla enviada por Dios.

Mamey

Foto: Agencia Reforma

El mamey se originó en las selvas mexicanas del sur y de América Central. En lengua náhuatl se le llamó atzapotlcuahuitl.

El mamey se emplea principalmente en la elaboración de alimentos, se consume en fresco y también en licuados, helados y un sinfín de postres.

Los países del mundo que más demandan mamey son: Alemania, Francia e Italia.

Chía

Foto: PxHere

La palabra “chía” en maya significa fuerza y el nombre del estado de Chiapas, que significa “En el río de la Chía” se le debe a esta semillita. La chía jugó un papel muy importante en las ceremonias religiosas de México.

Existen historias que dicen que con solo una cucharada de estas semillas un guerrero azteca tenía suficiente fuerza hasta por 24 horas.

La lista podría continuar con los nopales, los quelites, el epazote y la pimienta gorda,  ¿qué otros alimentos de origen mexicano conoces?