Contra terremotos, con techo de cine y pantalla de 120 yardas: SoFi Stadium, el estadio de los $5,000 millones de dólares

La nueva casa de Rams y Chargers será el estadio más moderno del mundo y romperá fácilmente el récord del más costoso
Contra terremotos, con techo de cine y pantalla de 120 yardas: SoFi Stadium, el estadio de los $5,000 millones de dólares
Así se verá el SoFi Stadium de Inglewood cuando sea inaugurado.
Foto: SoFi Stadium / Cortesía

Cuando uno mira las ilustraciones o las fotos recientes del nuevo estadio erigido en la ciudad de Inglewood, California, cobra sentido aquel primer comentario del comisionado de la NFL acerca del inmueble.

El 12 de enero de 2016, momentos después de anunciarse que el equipo de los Rams se mudaría de San Luis a Los Ángeles, Roger Goodell pronosticó que el estadio cambiaría “no solo los estadios y complejos de la NFL, sino los complejos deportivos alrededor del mundo”.

Fue el proyecto del majestuoso escenario con sus vastos alrededores lo que convenció en aquella ocasión a los dueños de la NFL de que los Rams debían volver a Los Ángeles.

El complejo estará localizado sobre lo que antes era el famoso hipódromo de Hollywood Park, cruzando la calle del Forum, otro escenario histórico del sur de California.

El tiempo ha transcurrido. Los Rams jugaron sus anteriores tres temporadas en el Memorial Coliseum y ahora tanto ellos como los Chargers, quienes más adelante se sumaron al plan de Inglewood, solo esperan el momento de poder jugar en el inmenso estadio cuyo costo extraoficial se elevó a casi $5,000 millones de dólares.

El estadio fue bautizado el año pasado como SoFi Stadium tras firmarse un acuerdo de 20 años con esa empresa de finanzas personales.

La pandemia del COVID-19 ha puesto en suspenso el desarrollo normal de la temporada 2020 de la NFL. La liga publicará este jueves el calendario de la campaña, aunque estará sujeto a modificaciones obligadas. Todo es posible, incluso la celebración de partidos sin público, al menos en un principio.

Al margen de esto, las obras en el SoFi Stadium -el primer estadio construido para la NFL en la historia de Los Ángeles- no se han detenido. Y ahora que ha cobrado completa forma y solo faltan los acabados finales, es posible identificar las principales características e innovaciones que hacen del SoFi el estadio más moderno y obviamente el más costoso del planeta.

Hasta ahora, el estadio más caro era el MetLife Stadium de East Rutherford, Nueva Jersey con aproximadamente $1,600 millones de dólares.

Tres veces más grande que Disneyland

La primera gran característica del SoFi Stadium es su localización. Desde un principio, el estadio fue concebido como la piedra angular de un complejo gigante que tiene una superficie total de alrededor de 1.2 millones de metros cuadrados, que representan casi 3.5 veces el área donse se encuentra Disneyland. Junto al estadio ya se ha levantado un edificio que será la casa de medios de la NFL, incluyendo el canal NFL Network. A un lado habrá un lago artificial y no lejos de ahí todo un centro de entretenimiento con restaurantes, tiendas, cines y un hotel de lujo.

El complejo y el estadio en obras por delante del Forum. /Foto: Daniel SLIM/AFP/Getty Images

La inmensa cubierta o ‘Canopy’

El rasgo más distintivo del estadio es la gigantesca pieza exterior de la estructura que los creadores llaman “Canopy”, una especie de dosel que resguarda el palacio interior. Esta espectacular cubierta plateada es lo que le da al SoFi Stadium esa apariencia de nave extraterrestre. Desde el punto de vista arquitectónico, es moderno, y lo notable del “canopy” es que se sostiene sobre el suelo por sí solo.

Nunca antes visto: el ‘Oculus’ de video

La más notable innovación tecnológica de la nueva casa de los Rams y Chargers es el óvalo gigante de video bautizado como el “Oculus”. Tiene una longitud de 120 yardas, una altura de 50 y un peso total de 1,000 toneladas. Su dimensión podría hacer ver pequeña a la famosa pantalla de alta definición del estadio de los Dallas Cowboys.

Ilustración del interior y el Oculus en lo alto. /Cortesía SoFi Stadium

Este monstruo luminoso que por sí solo vale una fortuna, desplegará 80 millones de pixeles para la más alta calidad visual, contendrá 260 bocinas o “speakers” y podrá ser disfrutado en su cara interior para quienes se encuentren en los niveles de abajo, lo mismo que en su cara exterior para quienes se encuentren en las alturas, algo inédito para un instrumento de tal tamaño. Honestamente, estando colgado del techo, el Oculus sería una atracción aún estando apagado, pero las pruebas recientes a nivel de cancha ya muestran su impacto.

Techo transparente que será una pantalla

Los creadores del estadio decidieron darle la vuelta a dos páginas: la de los estadios al aire libre que es lo común en California, y la de los estadios con techos retráctiles. En este caso la idea fue que todos en el interior se encuentren resguardados pero sin perder los rayos de sol, por lo que se ha instalado un techo tipo ventana de un material conocido como ETFE, el cual se dice es tan resistente que podria soportar la caída de un automóvil.

En las orillas del techo hay aberturas para permitir la entrada de la famosa brisa del sur de California. Como dato adicional, sobre la membrana se proyectarán imágenes con tecnología LED, las cuales se verán desde adentro igual que desde afuera; la pretensiosa idea es que desde los aviones bajando al aeropuerto de Los Ángeles (LAX), que está a cuatro millas, se pueda apreciar techo como una pantalla gigante de cine, con el nombre del estadio u otros posibles desplegados. Sí, esto es L.A.

El techo del estadio es transparente, pero con entradas de aire. /Cortesía SoFi Stadium

Tribunas altas, pero contra terremotos

Para construir el estadio desde noviembre de 2016 se cavó un inmenso hoyo. El objetivo fue que la mayor parte de la estructura quedara por debajo del nivel de tierra por dos razones: brindarle el mayor soporte posible contra terremotos (muy cerca del lugar se encuentra la peligrosa falla sísmica Newport-Inglewood) y evitar el riesgo de que los aviones llegando a LAX volaran demasiado cerca. Para compensar contra sismos, se construyó el estadio separado de una pared de tierra para permitirle movimiento durante temblores. Y en cuanto a los aviones, se debió de instalar un sistema adicional de radar con un costo de $29 millones de dólares para evitar problemas de interferencia con el aeropuerto.

Aunque el estadio está bastante enterrado, las tribunas son muy altas para procurar acercar al aficionado lo más posible a la cancha. Entre la cercanía de los fans, el techo y el dosel, se espera que el SoFi sea uno de los estadios más ruidosos de la NFL. Por cierto, no será necesario alejarse mucho para encontrar comida o bebidas.

El nivel 8, el más alto del estadio. /Cortesía SoFi Stadium

Interiores de hotel y jardín botánico

Más allá de su tamaño e innovaciones tecnológicas, el estadio promete tener un acabado interior incomparable en términos de espacio, limpieza y comodidad. Los bocetos muestran áreas detrás de las gradas que muchos hoteles de lujo envidiarían. Y de hecho, ya hay partes terminadas, como es el caso del llamado “Canyon Patio” localizado en la zona de acceso a las suites, el cual se asegura contendrá todas las especies de plantas nativas de California con excepción de los famosos árboles secoyas.

Afuera de las suites, el singular “canyon patio”. /Cortesía SoFi Stadium

Plaza techada y anfiteatro de eSports

En la punta sureste del SoFi Sadium, que es la parte más extendida de toda la envoltura, se encuentra un anfiteatro con aforo para 6,000 espectadores que será sede de conciertos y la casa de dos equipos de eSports propiedad del dueño de los Rams, Stan Kroenke. Incluso se dice que el Draft de la NFL podría efectuarse allí algún día. Entre el estadio y el anfiteatro se está finalizando una plaza techada que fue bautizada como American Airlines Plaza, la cual será el acceso natural a ambos escenarios, y desde la cual se pueden ver, hacia el norte, las montañas San Gabriel, y mirando hacia el sur, la costa californiana.

La Plaza American Airlines une al estadio con un anfiteatro. /Cortesía SoFi Stadium

Conociendo todas estas características se entiende mejor por qué la nueva joya de Los Ángeles y de la NFL tiene un costo de casi $5,000 millones de dólares. Ahora falta saber cuándo podrá ser inaugurado.

RELACIONADO:

El dueño de los Clippers compra el Forum de Inglewood, pero no jugarán ahí 

Estas son las novedades de Dodger Stadium para la nueva temporada