3 usos mágicos de la lavanda que te ayudarán con los bloqueos energéticos

Desde la antigüedad esta hierba ha sido utilizada para relajar el cuerpo y la mente, así como en hechizos de amor

La lavanda posee propiedades relajantes y energéticas.
La lavanda posee propiedades relajantes y energéticas.
Foto: MireXa / Pixabay

Una de las hierbas con más bondades y propiedades mágicas es la lavanda. Los romanos se bañaban con ella para relajarse y se cree que su esencia es muy efectiva para atacar el nerviosismo crónico, la ansiedad prolongada y el estrés.

Posee una rica historia esotérica destacando su utilización en el siglo XVI en hechizos de amor. Se aplicaba en pócimas para atraer a la persona amada y rituales que fortalecían el noviazgo y matrimonio.

Asimismo, es una planta apreciada por su aroma capaz de relajar la mente y el cuerpo y desde la antigüedad ha sido cultivada para fines medicinales.

Los usos mágicos de la lavanda son diversos y el portal We Mystic destacó 3 que te ayudarán a desbloquear tu energía en la vida cotidiana.

Dolores de cabeza e insomnio

El aroma del aceite de lavanda es bueno para combatir dolores de cabeza, migraña y diversos trastornos del sueño como el insomnio. Colocar una bolsita con hojas de lavanda debajo de tu almohada te ayudará a dormir bien. También puedes usarla en inciensos y aromas para armonizar tu entorno.

Purifica la energía

Una de las propiedades más poderosas que se le atribuyen es la capacidad de neutralizar las energías negativas. Se recomienda tener un ramo o arreglo floral en casa para protegerla de las malas vibras, brujería y envidias.

Para el amor

Su demanda es alta en hechizos de amor, uno de los más conocidos es perfumar las cartas u obsequios entregados a la persona amada para mantener el romance. Se cree que la lavanda atrae eficazmente a los hombres y protege de las agresiones de pareja.

Si eres hombre, se cree que esta planta ayuda a subir el deseo sexual de la mujer. En un recipiente de metal coloca pétalos de clavel blanco, rosa roja, un puñado de nuez moscada y tres gotas de esencia de lavanda. Quema esta preparación y las cenizas colócalas en una bolsa de plástico, la cual deberás guardar en el cajón de tu ropa interior. Con este pequeño ritual volverás a sentir el deseo sexual de tu pareja.

Por último, se cree que oler a diario la fragancia de lavanda alarga la vida y favorece el amor en todos los aspectos.

Te puede interesar:

  1. 3 recetas caseras y muy sencillas para curar el mal de ojo
  2. Cómo usar la artemisa, hierba de las brujas, para aprovechar sus propiedades mágicas
  3. Conoce los poderes mágicos de la ruda, la planta esotérica por excelencia
Consulta tu horóscopo
de hoy