Cómo conservar tus tortillas frescas por más tiempo

Evita que tus tortillas se peguen y pongan duras; congeladas pueden conservarse hasta por un mes

Cómo conservar tus tortillas frescas por más tiempo
Foto: Martin Diaz / Pixabay

La tortilla, la base del taco y de la dieta de los mexicanos de todos los estratos sociales. Este alimento tiene una antigüedad de más de 3 500 años, fueron los aztecas quienes trasmitieron este procedimiento de generación en generación.

En el México prehispánico le llamaban tlaxcalli y posteriormente fue bautizado como “tortilla” por los españoles. El maíz nixtamalizado era molido en un metate de piedra para producir la masa y las tortillas se cocían en comales de barro. Hoy la técnica se ha modernizado, pero en esencia sigue siendo la misma.

La tortilla de maíz aporta energía por hidratos de carbono; además, es rica en calcio, fibra y potasio, y baja en grasa y sodio.

Actualmente también pueden encontrarse las tortillas de harina y de nopal, pero las de maíz siguen siendo las favoritas.

Recomendaciones para conservarlas

  • Separa una por una, para así evitar que se queden pegadas. Las tortillas “de máquina” tienden a pegarse más que las tortillas hechas a mano.
  • Déjalas enfriar y secar temperatura ambiente para retirar el exceso de humedad.
  • Coloca las tortillas en pila sobre una servilleta de tela o trapo limpio, envuélvelas y colócalas adentro de una bolsa de plástico. Lo recomendable es no colocar más de un kilo por servilleta.
  • Guarda la bolsa en el refrigerador. Recuerda siempre cerrar la bolsa para evitar que se endurezcan.

Congelar

Tus tortillas congeladas pueden durar hasta un mes y para descongelarlas solo necesitas calentarlas en el comal.

Separa las tortillas y colócalas entre papel encerado o plástico y mételas en una bolsa de plástico a la cual le sacarás el aire y le harás un nudo.