La ruta de los “polleros traileros” donde han detectado a 500 migrantes durante la pandemia

En dos meses han descubierto 28 remolques con indocumentados en dos "zonas calientes" de la frontera
La ruta de los “polleros traileros” donde han detectado a 500 migrantes durante la pandemia
Foto: Patrulla Fronteriza / Cortesía

Desde el 21 de marzo, cuando las autoridades fronterizas implementaron más restricciones debido a la pandemia por el coronavirus, casi 500 migrantes indocumentados han sido descubiertos en las cajas de remolque de camiones de carga que circulan en la ruta de los “polleros traileros”.

En esos casi dos meses la Patrulla Fronteriza ha detectado 28 tractocamiones en los que eran trasladados por las carreteras de dos sectores de Texas más comunes para el contrabando de personas: Laredo y Valle del Río Grande.

De acuerdo con Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), estas dos regiones que abarcan unas 200 millas de frontera, desde el puente internacional Juárez-Lincoln hasta la garita de Brownsville, han sido tradicionalmente “zonas calientes” para el contrabando humano con camiones cargados de migrantes.

Los “polleros traileros” que operan en la frontera de Texas suelen cobrar desde $6,000 hasta $12,000 dólares a cada migrante por el cruce y el traslado, según las autoridades.

Una vez que los migrantes cruzan el río Bravo/río Grande son alojados en moteles o en “casas de seguridad” que los contrabandistas rentan en las ciudades o poblados de la frontera en espera de poder colocarlos por montones en cajas de tráiler.

Luego, para trasladar a los migrantes hacia la zona metropolitana de San Antonio, los “polleros traileros” utilizan la red carretera de Texas tratando de evadir una docena de retenes que la Patrulla Fronteriza mantiene en esos dos sectores del estado.

Una red de polleros que operaba de esta forma era encabezada por una mujer llamada Brenda Yadira Gámez Castañeda, de 41 años de edad, apodada “Güera La Trailera”, quien a principios de este año fue sentenciada a 10 años de cárcel por conspiración en el contrabando de indocumentados al coordinar a choferes de tráiler para evadir los retenes carreteros.

Remolques de la muerte

Los camiones de carga comercial son el medio preferido de los contrabandistas para trasladar a los indocumentados por las carreteras del estado, quienes a pesar de la pandemia continúan operando y poniendo en riesgo la vida de los migrantes, indicó la Patrulla Fronteriza en un comunicado en el que advirtió sobre los riesgos que conlleva este medio de transporte.

“El peligro que representan estos remolques de tractocamión aumenta dramáticamente durante la pandemia de COVID-19”, declaró Rodney Scott, jefe de la Patrulla Fronteriza. “En las últimas semanas nuestros agentes han descubierto a 492 personas ocultas en estas condiciones peligrosas y potencialmente mortales”.

Esos 492 migrantes fueron detenidos entre el 21 de marzo y 15 de mayo en los sectores de Laredo y Valle del Río Grande.

“El viaje no solo es costoso desde el punto de vista financiero, sino que tiene el potencial de costarles la vida”, recalcó la autoridad citando una de las peores tragedias en el contrabando de personas que se ha registrado en la frontera de México y Estados Unidos.

Se refería a la que ocurrió en el verano del 2017, cuando fueron encontrados más de 100 indocumentados que iban encerrados en la caja de remolque de un tráiler que se detuvo en el estacionamiento de una tienda Walmart de San Antonio, donde 10 migrantes murieron y 39 más fueron hospitalizados por deshidratación.

El chofer de ese tráiler, James M. Bradley Jr., de 60 años de edad en ese entonces y oriundo de Florida, purga una sentencia de por vida en prisión.

La otra frontera, una peligrosa travesía por el mar a la que muchos migrantes se arriesgan