Foto viral: Enfermero muestra antes y después de impacto de coronavirus en su cuerpo joven y sano

Pensó que COVID-19 no le afectaría por no tener enfermedades previas, pero su cambio físico fue impresionante tras seis semanas ingresado

Un enfermero de 43 años de San Francisco se hizo viral tras compartir una imagen en la que mostraba los efectos que el coronavirus ha causado en su cuerpo tras seis semanas ingresado, con periodos de intubación incluidos.

Pensé que solo había pasado una semana“, dijo Mike Schultz a BuzzFeed News desde la cama de su hospital en Boston. Para él, lo más frustrante de contraer la enfermedad fue sentirse débil y no poder siquiera agarrar el teléfono para escribir.

Schultz no tenía enfermedades cuando le diagnosticaron COVID-19. Normalmente entrenaba seis o siete veces a la semana y pesaba unas 190 libras. Esta semana, después de poder empezar a comer de nuevo, su peso apenas alcanzaba las 140 libras recién comienza a reanudarse.

La semana pasada, el enfermero compartió con sus 30,000 seguidores de Instragram una foto en la que mostraba el impacto del coronavirus. “Quería mostrar que le puede pasar a todo el mundo. No importa si eres joven o viejo, si tienes enfermedades previas o no. Te puede afectar”, dijo al BuzzFeed sobre su objetivo al publicar la imagen.

En ella, a la izquierda aparece el Schultz de un mes antes de enfermar. A la derecha, él mismo en la sala de recuperación. El simple hecho de levantarse de la cama para tomarse la fotografía le agotaba, según él mismo aseguró.

“No pensaba que [el coronavirus] era tan serio hasta que empezaron a ocurrir las cosas”, dijo al citado medio. “Creía que era muy joven para que me afectara. Y sé que mucha gente piensa así”, añadió.

Schultz estaba en Boston visitando a su novio, Josh Hebblethwaite. Días antes, ambos habían estado en el festival Winter Party en Miami, donde Hebblethwaite trabajó como DJ. En sus redes sociales, aparecen rodeados de personas en la primera semana de marzo.

“Sabíamos que [el virus] estaba”, reconoció el enfermero. “Pero no habían activado restricciones reales. No había cierres de emergencia. Simplemente pensamos: ‘bueno, tenemos que lavarnos más las manos y tener cuidado de tocarnos la cara'”, reconoció.

Al menos 38 personas que acudieron al mismo festival se enfermaron. Tres hombres murieron, según BuzzFeed. Dos de los enfermos fueron Hebblethwaite y Schultz pero solo este último fue ingresado en el hospital, donde lo sedaron y entubaron durante cuatro semanas y media.