VIDEOS: Plaga de langostas voladoras invade países en África y Oriente, y activan hasta al Banco Mundial

Como si la pandemia de coronavirus no fuera suficiente, al menos 23 países batallan con estos insectos enemigos
VIDEOS: Plaga de langostas voladoras invade países en África y Oriente, y activan hasta al Banco Mundial
Foto de archivo de una invasión de langostas en Saná, capital de Yemen.
Foto: Getty Images

El Banco Mundial destinará $500 millones de dólares para ayudar a países en África y Oriente a superar la plaga de las langostas.

La entidad financiera indicó que, con el inicio del Programa de Respuesta ante la Emergencia por las Langostas (ELRP), se busca controlar la crisis que podría generar pérdidas financieras ascendentes a $8, 500 millones de dólares, de acuerdo con un comunicado en su página web. Al menos 23 países han sido afectados por “la mayor plaga en 70 años”.

Desde principios de año, varios organismos internacionales y medios de prensa vienen alertando sobre la plaga de langostas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) catalogó la invasión de estas especies como la peor plaga en muchos años. Las estimaciones indican que 13 millones de personas se exponen a la desnutrición por culpa de estos insectos.

“Un enjambre extendido por un kilómetro cuadrado puede comer en un día la misma cantidad de alimento que 35,000 personas”, destacó el organismo.

David Malpass, presidente del Banco Mundial, señaló que los enjambres de langostas “presentan una doble crisis para países que están también haciendo frente a la pandemia por COVID-19”.

“Juntos, el suministro de alimento de emergencia combinado con la pandemia y el cierre económico en lugares de economías avanzadas coloca a los países más pobres del mundo y a las personas más vulnerable en un riesgo mayor”, argumentó el portavoz.

Los beneficiarios principales del ELRP serán agricultores, así como familias en zonas rurales. De acuerdo con el comunicado, se prevé que los primeros países que reciban la ayuda sean: Etiopía, Kenia, Uganda y Yibuti.

Aunque la inyección de dinero busca mitigar el impacto de la crisis, el Banco Mundial reconoció que a pesar de la ayuda, las pérdidas serían de $2,500 millones de dólares.