Cuáles son los riesgos de desinfectar tu auto con ozono

El poder del Ozono es hasta 50 veces más potente que el cloro, además de tener un poder de actuación instantáneo y sin dejar residuos tras su aplicación

El Ozono es posiblemente el mejor desinfectante para sanitizar un auto, sin embargo, siempre deberá ser aplicado por un profesional.
El Ozono es posiblemente el mejor desinfectante para sanitizar un auto, sin embargo, siempre deberá ser aplicado por un profesional.
Foto: Pixabay

En esta época en la que el COVID-19 está presente en todas partes, ni siquiera los autos se libran de tener rastros de este virus, y uno de los métodos para desinfectar nuestro carro es a través del ozono, pues es un elemento que consigue alcanzar un alto poder desinfectante al neutralizar virus, hongos y bacterias.

Con el ozono, la posibilidad de supervivencia de estos organismos es prácticamente nula, de ahí que se haya vuelto tan popular este método de desinfección. Entre otras ventajas que ofrece el ozono es que permite erradicar los malos olores en tapicería, moqueta o sistema de climatización y además no daña los materiales plásticos del auto.

Su aplicación se realiza a través de un ozonizador, una máquina que genera un gas que envuelve todo el habitáculo del vehículo y que actúa en un periodo de 10 a 15 minutos. Sin embargo, pese a todas las bondades que ofrece, su uso también implica algunos riesgos de acuerdo con el portal Diario motor.

¿Qué riesgos puede causar el uso de ozono?

Las concentraciones elevadas de ozono pueden causar serios daños en nuestro sistema respiratorio, así como irritación en piel, ojos o mucosas, de ahí que, tras el proceso de desinfección con ozono, se recomiende mantener el coche con todas las puertas abiertas por un periodo de como mínimo 5 minutos.

Las tareas de desinfección con ozono deben realizarse por profesionales, en lugares bien ventilados, con la maquinaria adecuada y siguiendo al pie de la letra las recomendaciones para su uso.

**********

Te puede interesar.