El padrastro incómodo: la policía investiga el “accidente doméstico” de la madre de Neymar y su novio, 30 años menor

Tiago Ramos ya tiene antecedentes de violencia doméstica con una pareja mayor que él
El padrastro incómodo: la policía investiga el “accidente doméstico” de la madre de Neymar y su novio, 30 años menor
Nadine Gonçalves, la madre de Neymar.
Foto: Getty Images

La Policía brasileña investiga el supuesto accidente doméstico que ocurrió con Tiago Ramos, padrastro de Neymar, y quien resultó herido durante una discusión con la madre del atacante, 30 años mayor que él.

Las autoridades del puerto paulista de Santos, ciudad donde residen Ramos y Nadine Gonçalves, confirmó que el hecho está bajo investigación y la pareja fue citada para presentar una declaración formal sobre los hechos.

Según informaciones filtradas por la Policía, la pareja, que recientemente volvió a compartir el mismo techo tras algunas semanas de separación, explicó que se trató de un “accidente doméstico”, después de la discusión, cuando Tiago le dio puñetazos a una de las ventanas del apartamento.

El caso ocurrió el martes cuando vecinos de la pareja, que reside en un edificio de lujo de Santos, llamaron a la Policía por los gritos provenientes del apartamento, al que acudieron los agentes y una ambulancia por las heridas que tenía Ramos en sus brazos.

El futbolista y modelo de 23 años, fue trasladado a un centro médico de Santos, donde fue sometido a la sutura de sus heridas, algunas con cortes profundos, y recibió el alta médica un día después.

El noviazgo de Ramos y Gonçalves llamó la atención no solo por tratarse de la madre de Neymar y la diferencia de edad sino porque varios hombres, algunos reconocidos, asumieron públicamente haber tenido relaciones homosexuales con el futbolista, lo que nunca fue desmentido por el nuevo padrastro del atacante de la Canarinha.

Además, Ramos tiene ya un histórico de violencia doméstica en España, después de una queja presentada a las autoridades de aquel país por su expareja de 44 años quien consiguió una orden judicial para que el brasileño no se aproximara a ella.