Ligas Mayores acusa al ampáyer cubano Ángel Hernández de fisgonear una llamada telefónica

Como parte de los elementos de defensa en contra del árbitro, quien los ha demandado por discriminación

Ligas Mayores acusa al ampáyer cubano Ángel Hernández de fisgonear una llamada telefónica
No es la primera vez que el umpire sufre un golpe en medio de un juego.
Foto: Mike Ehrmann / Getty Images

Las Ligas Mayores acusaron ampáyer cubano Ángel Hernández de escuchar inapropiadamente una llamada telefónica durante la investigación correspondiente al partido entre los Red Sox de Boston y los Rays de Tampa Bay en julio de 2019, el cual tuvo un retraso de 14 minutos por una confusión en las reglas de juego, según reportó este lunes el portal deportivo The Athletic.

Hernández, quien estaba como jefe de planilla en dicho enfrentamiento, fue llamado vía telefónica por Joe Torre, oficial en jefe de Las Mayores en ese entonces, para darle seguimiento al caso, pero una vez que terminó la conversación con Hernández, éste se mantuvo en la línea y pudo escuchar la llamada con Ed Hickox, otro de los ampáyers involucrados en el juego.

Torre procedió a realizar un reporte, el cual es parte de los elementos de defensa por parte de las Ligas Mayores ante la demanda que en 2017 interpuso Hernández ante la ‘Gran Carpa’ argumentando discriminación por no promoverlo laboralmente y marginarlo de asignaciones importantes como la Serie Mundial.

“Como usted sabe, miembros de la Oficina del Comisionado lo entrevistaron a usted y luego a Ed Hickox en conversaciones telefónicas consecutivas sobre el incidente del 24 de julio”, escribió Torre a Hernández en una carta del 23 de agosto, copia de la cual se adjuntó a los archivos de MLB, según documenta la nota de The Athletic. “Estas fueron programadas a propósito como conversaciones separadas, tanto para asegurar la confidencialidad como para evitar la contaminación de los recuerdos. Al final de su entrevista, usted permaneció en la línea durante la entrevista de Hickox”, agregó Torre en el documento.

Hernández argumentó que no sabía si se debía mantener en la línea o no al momento de la llamada telefónica con su compañero; sin embargo, Torre no concedió el beneficio de la duda el cubano.

“Encontramos que sus justificaciones para permanecer en la línea son inverosímiles, internamente inconsistentes, basadas en hechos que son incorrectos y no creíbles. Como resultado, hemos concluido que usted se mantuvo en la línea en un esfuerzo por espiar intencional y engañosamente una conversación confidencial para escuchar lo que Hickox diría sobre el incidente del 24 de julio. Esta es una ofensa atroz”, escribió Torre, quitándole el rango de jefe de planilla.

Te recomendamos:

Aparecen nuevos interesados en hacer millonaria oferta para comprar a los Mets de Nueva York