¿Qué es un ataque psíquico y cómo protegerse de ellos?

Un ataque psíquico puede afectar el estado físico, emocional y espiritual de una persona

Los ataques psíquicos pueden ocasionar molestias físicas.
Los ataques psíquicos pueden ocasionar molestias físicas.
Foto: Polina Zimmerman / Pexels

Las personas somos seres de energía y nuestros pensamientos también son una forma de energía y el que alguien dirija su fuerza negativa hacia nosotros a través de su mente constituye la base de un ataque psíquico, según señalan los entendidos en el tema.

Hay quienes incluyen en la definición de ataque psíquico términos como mal de ojo, hechizo, brujería, maldiciones o magia negra porque tienen un mismo fin: dañar a una persona voluntaria o involuntariamente, cualquiera que sea como lo llamemos, significa que una persona está enviando su energía negativa hacia otra para afectarla directamente, a su familia o a un ser que ame, de acuerdo con una descripción que usó la autora del Blog Mágico, Virginia Gómez.

Esas malas energías que emanan las personas se proyectan a través del pensamiento y regularmente son motivadas por la envidia o los celos, principalmente del entorno familiar.

El ‘atacante’ tiene claras intenciones de perjudicar a alguien más y puede usar algún trabajo de maldad, sin embargo, hay casos que los emisores de esa negatividad no lo hacen conscientemente, pero de igual forma dañan a la ‘víctima’.

Síntomas de un ataque psíquico

Algunos de los síntomas que nos ayudan a distinguir que podríamos ser víctimas de un ataque psíquico son: pesadillas continuas, ver en sueños o pensamientos al ‘atacante’ como una figura maligna, cansancio o sentir fugas energéticas sin causa aparente.

Otras señales pueden ser dolores en partes del cuerpo que se sabe tienden a ser vulnerables en nosotros (puntos débiles), incapacidad para concentrarse en el trabajo o las labores cotidianas, dolores fuertes de cabeza, en situaciones extremas mareos o vómitos, y depresión.

Cabe señalar que los estos síntomas pueden ser causados por enfermedades que no tienen relación con un ataque psíquico, en cualquier caso, el primer paso es acudir con un especialista médico para descartar cualquier otra afección.

¿Qué hacer si soy víctima de un ataque psíquico?

Un ataque psíquico se puede ver desde dos perspectivas negativas: la energética y la espiritual. Para protegerse de manera energética podemos hacer uso de mantras muy sencillos para evitar sus efectos. El blog Spirit Voyage reseña que uno de los más efectivos es el siguiente: “Alak Baba Siri Chand Di Rakh”. Este se debe repetir una vez al día y hay que decirlo con todas nuestras fuerzas mientras estamos meditando.

Para protegernos en el plano espiritual podemos pedir ayuda de nuestros ángeles de la guarda y guías espirituales a través de la oración, además de trabajar en nuestras emociones para hacernos más fuertes.

En cualquier caso, los expertos subrayan que nunca debemos desear que se le regrese el ataque psíquico a la otra persona, por el contrario, tenemos que dirigir pensamientos positivos y luz hacia ellos para ayudarlos a sanar.

Te puede interesar: 5 señales para saber si un niño es vidente

Consulta tu horóscopo
de hoy