Amy Klobuchar se retira de lista de candidatas a vicepresidenta de Biden. Insta a elegir a afroamericana

El historial de la senadora como fiscal general de Minnesota no la dejaban bien posicionada en un momento de agitación social tras la muerte de George Floyd en dicho estado

Se especulaba con que la demócrata fuera compañera de fórmula de Biden.
Se especulaba con que la demócrata fuera compañera de fórmula de Biden.
Foto: CAROLYN KASTER / EFE

La senadora, Amy Klobuchar, anunció la noche de este jueves que renuncia a ser la compañera de fórmula del exvicepresidente Joe Biden para las elecciones de noviembre. La también exaspirante a la nominación demócrata cree que debe ser una mujer afroestadounidense la que ocupe el puesto.

“Realmente creo, como le dije al vicepresidente anoche cuando lo llamé, que este es un momento para poner a una mujer de color en la boleta” de la candidatura de Biden, dijo la demócrata de Minnesota en MSNBC. “Y hay muchas mujeres increíblemente cualificadas“, añadió.

Desde que abandonó su propia carrera presidencial, se ha especulado con la posibilidad de que Klobuchar sea la número dos de un hipotético gobierno de Biden aunque, a menos de cinco meses de la contienda electoral, siguen sonando nombres de una docena de mujeres que podrían ocupar el puesto. La senadora latina Catherine Cortez Masto, de Nevada, también se retiró de la lista a finales del mes pasado.

El que con casi total seguridad será el demócrata llamado a sacar a Trump de la Casa Blanca ya se ha comprometido a elegir a una mujer como compañera pero, las protestas contra la brutalidad policial que irrumpieron en todo el país tras la muerte en Minneapolis del afroestadounidense George Floyd, aumentaron la presión para que quien finalmente resulte elegida sea negra.

Además, el papel de Klobuchar como fiscal general de su estado y su severidad con la delincuencia no dejan a la senadora bien posicionada en un momento de agitación social.

Klobuchar dijo que se concentraría en contribuir a que su estado natal se recupere después de semanas de disturbios y violencia policial contra los manifestantes. Aunque no se decantó por ninguno de los nombres con los que se especula, la demócrata cree que “hay muchas mujeres increíblemente cualificadas” para el puesto.