Obligan a una musulmana, detenida durante las protestas de George Floyd en Miami, a quitarse el hiyab

El Departamento Correccional de Miami-Dade se compromete a investigar lo sucedido

El incidente ha generado cierta controversia, pues no deberían haberle retirado el hiyab.
El incidente ha generado cierta controversia, pues no deberían haberle retirado el hiyab.
Foto: Departamento Correccional de Miami-Dade / Cortesía

Alaa Massri, de 18 años, fue arrestada el pasado 10 de junio durante las protestas por la muerte de George Floyd en Miami. Según su abogado, Khurrum Wahid, la mujer fue forzada a quitarse el hiyab en el centro correccional cuando se le tomó la fotografía de la ficha policial.

Este incidente ha generado cierta controversia porque ha abierto el debate sobre los derechos religiosos de los detenidos. Su abogado señaló que el hiyab de su cliente representa “sus sinceras creencias religiosas” y que ese elemento fue retirado “en contra de su voluntad”.

Te puede interesar: Renuncia el equipo entero de SWAT de la policía de una ciudad de Miami en medio de la crisis por George Floyd

“No había necesidad de quitarle el hiyab y fotografiarla. Pudo haber sido inspeccionada por una mujer policía y le podrían haber devuelto el hiyab”, insistía el abogado, según recoge una nota de AP.

Por su parte, el Departamento Correccional del condado de Miami-Dade señaló que existen “políticas para acomodar a los reclusos que desean cubrirse la cabeza por razones religiosas”.

“Los arrestados que digan o parezcan ser de una fe específica son autorizados a mantener la cabeza cubierta una vez han sido inspeccionados para detectar contrabando y después de haber realizado la fotografía”, agregó un comunicado.

Te puede interesar: Miami tiene su George Floyd: piden explicaciones a la policía tras disparar mortalmente a un hombre negro

https://twitter.com/bbelllarke/status/1273730678262312966

En ese sentido, el Departamento se muestra “comprometido con garantizar que las creencias y prácticas religiosas de los individuos son respetadas” y asegura que se va “a revisar este incidente” para que se cumplan las políticas.