¿Cuáles son las causas de sentir urgencia al orinar?

La micción urgente no es lo mismo que incontinencia imperiosa

¿Cuáles son las causas de sentir urgencia al orinar?
Foto: Shutterstock

Comúnmente, nuestra necesidad para miccionar u orinar es moderada si sabemos en qué momentos ir al baño. No obstante, es posible sentir una urgencia extraña y repentina por orinar si padecemos de micción frecuente, como podrás ver a continuación.

¿Qué es la micción urgente?

Según un artículo del portal Medline Plus, la micción urgente es la urgencia repentina y fuerte por orinar. La micción urgente puede dificultar o impedir retrasar la ida del baño si está ocupado o en medio de una actividad. La micción urgente tiende a ocasionar molestias en la vejiga.

La mayoría de las personas pueden almacenar más de dos tazas de orina (480 mililitros) antes de sentir una auténtica urgencia por miccionar. En la micción urgente, dicha cantidad se reduce, pudiendo ser menos a los 240 mililitros de orina (1 taza).

No hay que confundir la micción urgente con la incontinencia imperiosa, el escape o fuga de orina que se debe comúnmente a que los músculos de la vejiga se aprietan o se contraen en circunstancias inadecuadas. Estas contracciones ocurren sin importar la cantidad de orina que salga de la vejiga.

Causas de la micción urgente

Orinar
Foto: Shutterstock

Entre las causas más comunes de la micción urgente encontramos:

  • Infección del tracto urinario
  • Agrandamiento prostático en hombres de mediana edad o mayores
  • Infección e inflamación de la uretra
  • Vaginitis (inflamación o secreción de la vulva y la vagina)
  • Problemas relacionados con los nervios
  • Consumo de cafeína

Aunque menos frecuentes, hay otra serie de causas que pueden fomentar la micción urgente, como:

  • Consumo de alcohol
  • Ansiedad
  • Cáncer de vejiga
  • Embarazo
  • Diabetes no controlada
  • Problemas con la columna vertebral
  • Síndrome de la vejiga hiperactiva
  • Tumor o crecimiento en la pelvis

La urgencia al orinar puede incidir gravemente en nuestra salud y estilo de vida en general si no logramos solucionarlo. Afortunadamente, existen tratamientos óptimos para tratar este problema y reducir su impacto en el día a día. En caso de que tengas problemas para controlar tu micción, es recomendable consultar a un médico para conocer la causa del padecimiento.