Aumenta presión de republicanos para incluir a parejas de indocumentados y sus hijos en nueva ayuda económica

Buscan que ni ciudadanos estadounidenses ni sus hijos sean excluidos de cheque de estímulo por su relación marital

Algunos republicanos defienden ayuda a familias mixtas de inmigrantes.
Algunos republicanos defienden ayuda a familias mixtas de inmigrantes.
Foto: Thomas Cain / Getty Images

Poco a poco crece un movimiento entre republicanos en el Congreso y otras latitudes para integrar a cónyuges de inmigrantes indocumentados y a sus hijos estadounidenses en el nuevo plan de ayuda económica.

La Coalición Americana de Inmigración Empresarial (ABIC, en inglés) se sumó al movimiento de los senadores Marco Rubio (Florida) y Tom Tillis (Carolina del Norte) iniciaron entre los congresistas republicanos, para que las parejas estadounidenses o portadores de “green card” casados con inmigrantes indocumentados reciban la ayuda, así como los hijos estadounidenses.

La ABIC critica que en el primer paquete las familias mixtas de inmigrantes hayan sido excluidas, aunque no respaldan el apoyo para indocumentados, pero sí para sus hijos estadounidenses.

Aunque acusan a los demócratas de no querer integrar la ayuda, los primeros en rechazarla fueron los republicanos, además de que el presidente Donald Trump dejó en claro que no daría recursos para inmigrantes indocumentados, lo que derivó en el error de no integrar a sus pareja con estancia legal o ciudadanos nacidos o naturalizados en EE.UU.

“Los republicanos y los demócratas deberían avergonzarse de sí mismos por implementar una ley tan discriminatoria en un momento en que tantas familias estadounidenses están luchando para llegar a fin de mes y tienen miedo de lo que depara el futuro a la luz de la pandemia. Esto es cruel”, escribió en una editoria en el Tamba Bay Times Al Cárdenas, expresidente del Partido Republicano en Florida y copresidente de ABIC.

Cárdenas celebró el esfuerzo de los republicanos Rubio y Tillis para que sus colegas republicanos integren a este grupo entre los beneficiados con el nuevo plan de ayuda.

“Los republicanos deberían unirse a líderes como Rubio y Tillis, y los demócratas deberían dejar de lado el partidismo… y adoptar esta propuesta compasiva y de sentido común para beneficiar a miles de familias y, en última instancia, a todos los estadounidenses”, indica la editorial.

Cabe destacar que los demócratas incluyeron a los indocumentados en el beneficio de $1,200 dólares en la Ley HEROES, la cual sigue estancada en el Senado, ya que retiraron la condicionante de número de Seguro Social para ser elegible para ese beneficio más $1,200 dólares por cada menor o dependiente con un máximo de cinco. Esto permitiría, por ejemplo, que familias mixtas de cinco miembros recibieran hasta $6,000 dólares.

Aunado a ello siguen en proceso al menos tres demandas de cónyuges de indocumentados y de hijos estadounidenses de estos inmigrantes, debido a su exclusión en el primer paquete de ayuda directa a familias.