Migración y el Sheriff violan las leyes santuario en el sur de California

Senadora Kamala Harris revela respuesta de las agencias del orden y federal que trabajaron en equipo durante las marchas.
Migración y el Sheriff violan las leyes santuario en el sur de California
Foto de CBP.
Foto: CBP / Cortesía

La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) apertrechó al sheriff de San Diego –entre docenas de ciudades–  y le otorgó vigilancia aérea ante las manifestaciones contra la violencia policial y por Black Lives Matter (BLM), de acuerdo con una averiguación que hizo pública este miércoles la senadora Kamala Harris.

La legisladora obtuvo respuestas escritas de CBP sector San Diego, que reconoció que proporcionó al sheriff armas no letales –entre ellos gas y balas de goma—y reconocimiento aéreo al menos en cinco ocasiones entre el 31 de mayo y el 11 de junio.

La agencia informó que colaboró en  operativos de “control de multitudes”  y de apoyo logístico aerotransportado.

En las respuestas a la senadora, CBP aceptó que proporcionó apoyo aéreo a autoridades policiacas de San Diego, Chicago, Aurora, Val Verde, Detroit, Philadelphia, Ubalde y la capital del país.

La agencia dijo que utilizó en ciudades y condados drones equipados con cámaras, radares y “otras tecnologías empleadas para vigilar la frontera y para operaciones tácticas”.

Pero “los videos tomados en operativos no se comparten con otras instituciones a menos que sean parte de investigaciones”.

CBP es la agencia federal más numerosa en el país, con más de 60,000 agentes, además de ser parte del Departamento de Seguridad Interior (HSD) al que igualmente pertenecen la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Por debajo de CBP en jerarquía está la patrulla fronteriza con más de 20,000 oficiales.

La oficina del sheriff de San Diego informó por su parte que los agentes federales no le ayudaron a controlar multitudes y tampoco hicieron ningún arresto, pero CBP dice que sí auxilió a controlar manifestaciones.

CBP dice que, entre otro equipo, proporcionó a agencias del orden como el sheriff de San Diego bolas de gas pimiento y sustancias químicas como el gas lacrimógeno, pero el sheriff informó que el gas no llenaba sus requisitos, por lo tanto no lo empleó durante las protestas.

Durante todo el periodo de mayores manifestaciones en el condado de San Diego contra la violencia policiaca y en respaldo a las Vidas Negras Importan (traducción de BLM), los manifestantes solo tuvieron enfrentamiento con autoridades en la ciudad de La Mesa, donde desconocidos incendiaron dos sucursales bancarias y rompieron ventanales.

Sin embargo grupos de manifestantes dijeron que los actos contra la propiedad privada los realizaron jóvenes blancos infiltrados.

Luego de esa protesta, las autoridades utilizaron gases contra algunas manifestaciones pacíficas en San Diego.

En las respuestas a la senadora Kamala Harris, CBP asegura que respeta su “responsabilidad sagrada de respetar la Primera Enmienda” constitucional, que garantiza el derecho a la expresión libre de ideas.

La agencia aseguró a la legisladora que sus agentes tienen “el privilegio de aplicar las leyes federales con responsabilidad, profesionalismo, cortesía y respeto por los derechos y las libertades civiles”.

CBP indicó que sus agentes fueron entrenados para actuar en “ambientes caóticos como los que vemos en el país”, y que utilizan procedimientos para minimizar conflictos y manifestaciones.

Aunque en San Diego la oficina del sheriff informó que solicitó asistencia de CBP, las policías de San Diego y de otras ciudades han respondido que no solicitaron esa ayuda.

La senadora Harris no preguntó sobre la ley AB54 de California, o ley santuario, que prohíbe dicha colaboración, pero la oficina del sheriff dijo por escrito que la colaboración fue “para proteger vidas y propiedades” no para operativos de migración.

Sin embargo la patrulla fronteriza y CBP habían publicado en redes sociales fotografías que luego quitaron, en las que se veían pelotones de agentes federales armados y con uniformes camuflados en sitios en los que se desarrollaron protestas pacíficas.

Ese periodo del último día de mayo y los once primeros días de junio fue el primero en que la administración del presidente Donald Trump desplegó agentes fronterizos en varias ciudades y en la capital del país como una policía nacional.

“El personal se ha desplegado para ayudar a asociados del orden. Estas ‘protestas’ se han convertido en caos y actos de terrorismo doméstico por parte de grupos radicales y agitadores”, dijo el comisionado interino de CBP, Mark Morgan.

CBP ahora enfrenta acusaciones de actuar directamente como policía nacional contra manifestantes en Portland, Oregon, y la administración planea desplegar de forma similar en otras ciudades.