El gobernador de Texas promete equipo de protección personal para estudiantes y maestros cuando regresen a clases

El mandatario dijo que cada distrito escolar tiene la autoridad para decidir su fecha de regreso

El gobernador Greg Abbott.
El gobernador Greg Abbott.
Foto: Texas.Gov / Cortesía

TEXAS – El gobernador Greg Abbott, visitó el centro y sur del estado para analizar los efectos de la pandemia del COVID-19 en algunas de las ciudades más vapuleadas por el virus, y tocó el tema del regreso a clases.

“Cada distrito escolar en Texas tiene la opción de elegir la fecha en que comenzarán el ciclo escolar”, precisó Abbott.

La reapertura de las escuelas ha generado polémica, mientras que algunos directores apoyan que los estudiantes regresen en persona a los salones otros consideran que es demasiado riesgoso mandar a estudiantes a clases durante la pandemia.

En San Antonio, donde visitó con el personal de la División de Control de Emergencias de Texas, el mandatario anunció que las escuelas en Texas recibirán equipos de protección personal para ayudar a proteger a los estudiantes y maestros de posibles contagios una vez reabran las escuelas.

Abbott comentó que obtener los equipos de protección personal ha sido una tarea complicada en la lucha contra el COVID-19, pues la mayoría de los materiales estaban siendo fabricados en países que también se vieron afectados por la pandemia.

Mientras aumentó la necesidad por mascarillas, guantes, protectores faciales y otros insumos médicos, los suministros disminuyeron drásticamente.

Abbott explicó que a pesar de que la situación en cuanto a la disponibilidad de equipos de protección personal ha mejorado, el regreso a clases y la temporada de la influenza suponen una nueva escasez.

Según el gobernador el estado estaría distribuyendo a las escuelas del estado 59,410,640 mascarillas, 567,948 galones de gel desinfectante, 24,017 termómetros, y 511,294 protectores faciales.

Luego de su visita en San Antonio, Abbott se dirigió hacia la ciudad fronteriza de McAllen, una de las zonas de Texas que se ha visto más afectadas por la propagación del COVID-19.

Abbott visitó el centro de convenciones municipal, que será utilizado como una clínica temporal para ayudar a cumplir con las necesidades de capacidad hospitalaria de la región durante la pandemia.